Sociedad

No se descuide, puede que cada día esté aumentando su huella ecológica

Publicado el

La huella ecológica personal no se calcula una vez y ya está. Debemos permanecer vigilantes pues nuestra carga ambiental es constante. Entre en Global Footprint Network y calcule su huella personal, conozca la media por países, comparta su experiencia con educadores y alumnos de otros países, conozca qué día acabaría la vida en la Tierra si todos los habitantes del mundo consumiesen como los de un país concreto (si fuese como los de Luxemburgo el 17 de febrero, como en España el 29 de mayo). También puede saber las últimas estadísticas sobre la temática ambiental, estar bien informado sobre el cambio climático y la huella de carbono. En fin, una Web de cabecera a la que también puede hacer donaciones, para que siga informando pronto y bien, si lo desea.

Dicen que el agua se enfrenta a grandes retos en el siglo XXI; ¿Ella o nosotros?

Publicado el

Hemos leído con interés una publicación bilingüe de “El agua y los retos del siglo XXI”, núm 7. de la colección Aquae Papers. En ella, además de otras cuestiones importantes que merece la pena que lean, se alerta de que los grandes retos de la gestión del agua, que a escala global deberían preocupar, se concretan en tres vectores íntimamente relacionados: escasez hídrica, presión demográfica y cambio climático. Menos agua y de peor calidad, cada vez más gente que necesita más agua y un cambio climático desconocido, imprevisible, que desordena el agua si es que alguna vez obedeció a patrones. Los malos augurios dicen que el planeta se colapsará por la combinación de estos tres vectores cuando se lleguen a los 10 000 millones de habitantes. En realidad, el agua va por libre, poco le importamos nosotros. Esta lección, que debería ser reversible todavía no la hemos aprendido. ¿Llegaremos a tiempo? Los problemas van desde Europa a América, de España a México, por poner solo dos ejemplos, pero tiene una dimensión global que cuestiona el futuro si no se dimensionan bien. 

Sobre el olivar, no vi a la lechuza volar y volar

Publicado el

La SEO (Sociedad española de Ornitología) acaba de nombrar a la lechuza común Ave del año 2018. este hecho supone una llamada de atención sobre los descensos de población -muy acusada en algunos lugares- que ha sufrido por la transformación del paisaje agrícola. Las Tyto alba tienen un vuelo silencioso, un siseo sonoro y metálico, y suelen pasar desapercibidas. Les gusta vivir cerca de los humanos, en sus construcciones abandonadas del medio rural. En otros tiempos eran respetadas, incluso temidas; no se sabe la razón. En cualquier caso, cumplen una función básica en la malla trófica de la vida natural. Antonio Machado las describió con dulzura en su poema Sobre el olivar, que sin duda debería recomponer hoy, aunque no eliminaría el detalle de que la lechuza portaba para Santa María el ramito verde del generoso olivo.

Sobre el olivar,

se vio a la lechuza 

volar y volar.

Campo, campo, campo.

Entre los olivos,

los cortijos blancos.  

Por un ventanal, 

entró la lechuza 

en la catedral.

San Cristobalón

la quiso espantar, 

al ver que bebía   

del velón de aceite

de Santa María. 

 La Virgen habló:

-Déjala que beba, 

San Cristobalón.

Sobre el olivar,

se vio a la lechuza   

volar y volar. 

A Santa María 

un ramito verde 

volando traía.

Hay muchas personas que no has visto nunca una lechuza real, ni siquiera saben por qué son tan beneficiosas. Seguro que muchos jóvenes ni siquiera le pondrían cara. ¡Ha sido siempre tan discreta! Sin embargo, su belleza sorprende a cualquiera que las mire; busque imágenes y nos dará la razón. Por cierto, no se pierdan tampoco el asunto de La lechuza de Minerva que interesó desde Platón hasta Hegel. Como ven, semejante animal no se puede perder. Si duda, pásese por National Geogrphic, no se arrepentirá.

Ahora mismo, este blog y usted están empujando hacia adelante el cambio climático

Publicado el

La era de la comunicación permanente lleva implícitos unos costes ambientales. Se imagina que en este momento en el que usted está estableciendo una comunicación con este blog, con la sana intención de estar al corriente de cuestiones ecosociales y educativas, habrá miles de millones de conexiones en la Red. Para que esto funcione hace falta energía, mucha energía, demasiada. Hemos leído en un estudio que la industria de la comunicación podría usar el 25 % de la electricidad mundial en 2025, a no ser que aumente considerablemente su eficiencia. Asegura la firma de análisis de Internet Gartner que “En 2017 habrá 8.400 millones de objetos y dispositivos de Internet de las cosas conectados, que podrán ser 20.400 millones en 2020”, en un informe que la realizó a principios de año. No nos extraña nada sabiendo lo que ocurre en Internet en un minuto. Nos quedamos pensando cómo reducir estos impactos; los mantendremos informados.

El dieselgate tiene los días contados, esperemos, gracias a la presión ciudadana

Publicado el

Anoten lo que encabeza el comunicado: “El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión han alcanzado un acuerdo político para aumentar significativamente el nivel de calidad y la independencia de la homologación de tipo y los ensayos de vehículos, incrementar los controles de los vehículos que ya se encuentran en el mercado de la UE y reforzar el sistema global con una supervisión europea”. Si estas medidas se logran es por la acción de algunas ONG como ecodes, que llevan muchos años trabajando por que la vida colectiva sea más agradable, y tenga futuro. Es difícil entender que los Gobiernos firmen compromisos para detener la contaminación del aire, de la cual los vehículos diésel son unos de los principales causantes de cantidad de muertes prematuras, y no ni miren la carga contaminante que emiten, incluso proponían ayudas para su compra como hizo el Gobierno de España con el plan PIVE, que parece que ahora será más restrictivo

Los franceses van a eliminar la producción de hidrocarburos en su territorio; las ONG no se lo creen del todo. El Gobierno español sigue mudo

Publicado el

La Asamblea Nacional francesa acaba de redactar definitivamente la ley que prevé aprobar que en el territorio francés, incluida la plataforma marina, se prohíba la explotación de hidrocarburos de aquí a 2040. Allí también pesaban muchas amenazas provocadas por el fracking. La cuestión admite muchas lecturas y plantea considerables retos de futuro para los sucesivos gobiernos, empresas y ciudadanos, pero indudablemente es una opción que se debe experimentar dados los graves problemas ambientales a los que nos enfrentamos. Pero ojo, las ONG avisan de que en el texto previsto hay más de una trampa. ¡Qué efímera es la felicidad ambiental! Aún así, qué contentos estaríamos si en España y otros países los parlamentos debatiesen cuestiones parecidas y llegasen a acuerdos limitantes del desastre contaminante. El actual Gobierno es una rémora para el medio ambiente. 

La trilogía de la vida natural se escribe en los paisajes pues la contaminación del aire, el cambio climático y la biodiversidad los convierten en los verdaderos protagonistas

Publicado el

Aseguran los expertos que la gestión y acción aislada de un problema ambiental provoca resultados muy limitados. Los hechos testifican esta afirmación cada vez que gobiernos y ciudadanos nos enfrentamos a un episodio crítico. Según el  Foro Global de Paisajes (GLF)  habría una forma de ser más eficientes y asegurar futuros sostenibles: equilibrar los objetivos ambientales con tendencias de desarrollo económico en el territorio adoptando el paisaje como unidad de gestión. Al menos eso dice el recientemente creado Foro Global de Paisajes (GLF) que se ha propuesto empujar para que la fractura socio ambiental no crezca, diciendo las verdades a quienes mandan en el deterioro ambiental y social, sordos como tapias.

Descubrimiento trascendental: Trump ha encontrado el final del calentamiento global; ha nevado en Estados Unidos

Publicado el

El calentamiento global resuelto en un momento por el “gran científico” Trump. No se pierdan su ocurrencia contada en Le Mondeque anhela el calor global para mejorar el tiempo previsto en el este estadounidense para el fin de año, más bien para negar que el cambio climático exista. Por lo que se ve que ningún asesor del mandatario americano le ha explicado que tiempo y clima no son la misma cosa, asunto que ya conocen los chicos y chicas de los últimos cursos de Educación Primaria. Claro que el señor Trump también dijo que lo del cambio climático es cosa de los chinos; en parte tiene razón pero también de los americanos y de todos los habitantes que consumen una parte del futuro del Planeta. Desde aquí le invitamos a nuestras clases del instituto para explicarle algunas relaciones y las enormes diferencias entre tiempo y clima, así como lo que supone que las temperaturas globales lleven un ritmo ascendente y continuado. 

P.D.: Por si alguien no la ha leído esta es la perla del señor Trump publicada en Twiter: “En el este, podría haber la Nochevieja más FRÍA registrada. Quizá nos vendría bien un poco de ese calentamiento global del que nuestro país, pero no otros países, iba a pagar billones de dólares por protegerse. ¡Tápense!”

Balance socioambiental de 2017: claroscuros y logros, pero predominan los trampantojos

Publicado el

Las organizaciones ambientalistas hacen balance del año que terminamos; mezclan deseos con realidades, esperanzas con negaciones, pasos hacia adelante con retrocesos, resaltan la potencia de la participación enfrentada a los muros administrativos y de las depredadoras compañías. Es conveniente escuchar lo que dice Greenpeace, porque su visión global siempre sirve de ejemplo, que se recoge también en Ecoticias.com a la que hay que agradecer su mirada permanente, o atender a la reflexión crítica de Ecologistas en Acción, que nos dice qué y cómo ha caminado la cuestión en España. Mirar despacio hacia los desastres humanitarios es imprescindible; se puede hacer de la mano de Desalambre de eldiario.es. Al final nos tememos que el quehacer socio ambiental predominen los trampantojos, esas trampas e ilusiones con que quienes mueven el mundo tratan de engañarnos haciéndonos ver lo que no es. A pesar de los obstáculos que no vamos a encontrar, ¡Construyamos un 2018 con menos cicatrices ambientales y sociales!; ambas están interrelacionadas y así se deberían abordar. 

El 1 de enero no se cumplen años, se empiezan o terminan deseos, incertidumbres, placeres o sucesos

Publicado el

Hoy no era día de pensar sino de disfrutar del tiempo no nacido, de repasar el que se ha ido, acaso de mirar una sonrisa y rescatar una lágrima olvidada. Porque el día uno de cada año es un no día, por su extensión emocional, por su carácter de eternidad. Hoy, que no es hoy sino un momento largo. Es un día programado para el ocio; hasta nos levantamos tarde para no comenzarlo atropelladamente. Por eso no estaba previsto escribir nada en este blog; verán que va con retraso. Pero se ha colado un Chispazo que quiere homenajear a Manuel Vicent. En su artículo Año 2018 de ayer en El País nos renueva el calendario. Entren en su página y verán otras muchas razones por las cuales se merece que nuestro pensamiento ejerza como tal. Por cierto, aprovechamos para desear a los seguidores de este blog aquello que ellos quieran, y lo que no les plazca que resulte efímero. Y recuerden, los años no los marcan los calendarios.

Atropellos administrativos que dan cobertura económica a los desastres ambientales, retenidos por una vez por la justicia

Publicado el

Toca empezar el año con una buena noticia: El Tribunal Constitucional español anula la indemnización de 1350 millones que el Gobierno había regalado en forma de indemnización a los promotores de la plataforma Castor. Agravaba el asunto que ese dinero se pensaba pagar con cargo a los usuarios del gas, un hecho desatinado e incluso grotesco de la categoría de aquellos esperpentos que denunciaba Valle Inclán hace unos cien años. Para quienes no recuerden de qué iba la plataforma Castor, y sus afecciones ambientales, aquí tienen una parte de la memoria escrita. Para que sirva de ejemplo de la mala práctica de los Gobiernos y de la potencia de la acción ciudadana denunciando los atropellos ambientales, porque se sabía que el proyecto estaba condenado al desastre ambiental y social. A pesar de eso, el Gobierno la autorizó, pagó rápidamente la indemnización por obligar a detener el riesgo sísmico; mientras la Justicia trabajaba lentamente, pero al final lo ha hecho. Aviso para navegantes. Pero claro, en la resolución hay pegas

Esparadrapo climático para pasar sin agobios estas fiestas

Publicado el

Estábamos contentos, a medias, porque la Eurocámara había fijado el objetivo del 35 % de las energías renovables para 2030. Pero la alegría es efímera pues los Gobiernos europeos se han encargado de rebajar las expectativas; lo dejan en un 27 %, a lo cual solo se opusieron Portugal y Dinamarca. Total ya estamos en poco más del 24 % y el esfuerzo no es muy grande. ¡Hasta Arias Cañete, el Comisario del ramo pedía más esfuerzo a los ministros! Dicen las malas lenguas que detrás de estas maniobras está el deseo de alargar las ayudas a las plantas de carbón y los biocombustibles hechos con alimentos. Semejante desatino nos pone en guardia, pero tranquilos que estamos en Navidad; el esparadrapo climático nos protegerá las heriditas.

P.D.: El Gobierno de España, experto en poner trabas a los frenos climáticos como el impuesto al sol, está contento con el asunto pero que no se confíe.

Un aliento para el Ártico provocado por toda esa gente que ha luchado por conseguirlo

Publicado el

Cansados de dar malas noticias sobre el medio ambiente, reconforta acabar el año diciendo que la presión ciudadana de 8 millones y medio de firmas, capitaneada por Greenpeace y otras ONG, ha logrado una moratoria de pesca industrial en unos 2,8 millones de kilómetros cuadrados de las aguas internacionales del Ártico -más o menos la extensión del Mediterráneo- a la que se han comprometido la Unión Europea y otros nueve países. Pero todavía queda mucho por hacer. Una buena acción es una lección insolente para los que no tienen el valor de ejecutarla”, vino a decir René de Chateaubriand. Si quieren aquí pueden leer en inglés el escueto texto, que habrá que desarrollar en normas.

NUESTRA POSTAL NAVIDEÑA VIENE DE LA MANO DE NATIONAL GEOGRAPHIC Y HABLA DEL ÁRTICO.

Las ciudades concentran lo peor de las afecciones ambientales al planeta pero de ellas pueden surgir los necesarios cambios

Publicado el

El pasado 31 de octubre se celebraba el Día Mundial de las Ciudades. Aquel día un titular de Twit dio la vuelta, rápida eso sí, al mundo “Las #ciudades ocupan apenas el 3% del planeta, pero representan entre el 60-80% del consumo de energía y el 75% de emisiones de CO2 #ODS11. Estos días navideños exhiben sus luminarias incitando al consumo desaforado, unas más que otras, algunas han comenzado una reflexión social. De hecho, ya se habla del top ten” de las ciudades sostenibles, las españolas se encuentran alejadas de los primeros lugares. Piensen en los males que sufren actualmente, la contaminación del aire que aspiran sus habitantes, y lo mucho que podrían hacer para evitarlo. Si se sienten ciudadanos actúen, mimen su ciudad pues solo tienen esa y ha de durarles mucho tiempo. 

La ecoeficiencia en Europa es algo más que un nuevo signo de los tiempos; es una necesidad

Publicado el

Dicen que está en marcha una estrategia Europa 2020, que intenta como objetivo principal que la UE tenga un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. Dicen que se busca que el actual sistema económico, derrochador en el uso de recursos, sea mucho más eficiente para generar menos desechos de todo tipo, además de una disminución significativa de la huella de carbono. Si así fuera, se garantizaría que la generaciones futuras tuvieran los recursos esenciales, que redujesen su impacto ambiental, que se obligasen al impulso de de innovación en el trabajo y transporte para luchar contra el Cambio Climático. Dicen que eso se llama Economía circular, en la que tiene gran importancia la ecoeficiencia y la ecointeligencia. Para acercarnos a ella se hace una sencilla división entre el valor del producto o servicio partido por el impacto ambiental o social. Dense una vuelta por lo que dice el World Business Council For Sustainable Development (WBCSD).