Sin categoría

¡Qué desastre! Saltó por los aires la convivencia en Cataluña

Publicado el

La convivencia nunca tiene una estructura simple y definitiva; menos todavía en estos tiempos tan complejos en lo social. La convivencia es compatibilidad, entendimiento, tolerancia y diálogo. A veces, aunque alguien se embarque en el empeño no siempre lo consigue, por la dificultad intrínseca de la tarea o acaso por el poder magnético que ejercen otros para llevarnos por caminos no deseados. Quienes condicionan las coexistencias son los amos del universo anímico, que se empeñan en diseñar futuros para los demás, aunque muchas veces el beneficio sea propio. Quisimos entender que Noan Chomsky dijo algo así como que en el mundo el impacto que ejercen las élites políticas y los grupos organizados es trascendente, mientras que los afanes del conjunto de los ciudadanos comunes tiene escasa influencia, por más que en ocasiones esos acudan en tropel a convocatorias públicas; puede que aquí haya sucedido esto. Así transcurre el malvado tiempo social en España y Cataluña, en estos momentos supeditado sobre todo a intereses doctrinarios y políticos que utilizan la ira como argumento. Hay que restaurar la convivencia; de otra forma nos negaremos a nosotros mismos el futuro.

“Atrumpados” todavía más por el cambio climático

Publicado el

La decisión del mandatario americano de abandonar los compromisos asumidos por EE UU en París es una pésima noticia. Trump se ha colocado a la altura de los presidentes sirio y nicaragüense, discreta compañía. ya nos había avisado con varias acciones previas , incluso había titulado el acuerdo de París comoun fraude chino. Puede que enseguida le salgan imitadores, o al menos despistados que se quieran hacerse protagonistas; desde España el Gobierno ha expresado su silencio. Algunos presidentes como el francés Macron o el canadiense Trudeau ya le han dicho que sus países seguirán luchando por el futuro del mundo. ¡Hasta algunas de las grandes empresas se han opuesto!, alarmadas por perder su posición hegemónica. Pero además ha lanzado al mundo tales soflamas que harán mella en muchos ciudadanos de su país y del mudo, relajados en sus contenciones climáticas al sentir que poco pueden hacer si el máximo responsable de la contaminación mundial no hace nada. “París no vale una misa”; en tiempos sí. No se pierdan la edición de hoy de Le Monde.

La ciencia aplicada está viva para contestar con argumentos la mentira de aquellos que achacaban el fracaso escolar a la genética

Publicado el

Tenían el poder, por eso podían decir lo que quisiesen: “no merece la pena enseñar a los torpes”. Semejante aportación salió del Instituto de Estudios Económicos de la CEOE, la patronal española. Todo para ahorrarse unos euros, o impedir que la educación fuese una lanzadera social. ¡Cuánto nos acordamos de Camus o Muñoz Molina!, de lo que decían los Informes PISA que asignaban al ambiente socio familiar un factor predominante en el desarrollo educativo.  Pero ahora la ciencia se pone de nuestro lado para demostrarles (nos) que las cargas genéticas relacionadas con el éxito educativo tienen un efecto mínimo en el ficticio universo de los torpes, aunque sean 74 las variantes que no ayudan, según publica la revista Nature. Algunos, que no hemos empeñado en enseñar a aprender durante 40 años, ya intuíamos que el ambiente era el factor dominante en el éxito escolar, que las familias favorables al hecho educativo, y sin excesivas cargas existenciales de futuro, daban a chicas y chicos el mejor acomodo para educarse. Eso sí hacía falta que vivieran en un país aparente.

En el “Día de gestos y firmas por la Tierra” cabe desear que las metáforas se hagan realidad

Publicado el

Este 22 de abril es el Día de la Tierra y el señalado para la firma, que no ratificación -el proceso será largo y tedioso- de los acuerdos de París en la COP 21 por el clima. Qué malo que tengamos que celebrar un día para la Tierra, la madre la llama la agenda mundial, cuando en el calendario todos los son y le pertenecen; a nosotros también que somos parte de ella. Hoy se firma la promesa del cambio en la maniobras para mejorar la cuestión climática. Hasta el Gobierno de España, escasamente activo en este preocupación climática, va a estar representado. A ver si el gobierno próximo lo hace mejor. Porque Alianza por el clima, allí donde se guarda la verdadera sensibilidad, nos recuerda que el camino será largo, que no hay que esperar a gastar día si no empezar a hacerle frente a la gran incógnita que tenemos planteada: ¿Llegaremos a tiempo?

Lo que sucede fuera de nosotros pasa tan rápido que se ve extraordinariamente plano; si hay eco, suena monocorde y lejano

Publicado el

Por eso, hay que tomarse un tiempo para hacerse alguna pregunta en busca de posibles respuestas; siempre incompletas, a menudo interesadas, pero necesarias. Si las comparte con sus amigos, en el trabajo o con su familia dará valor a su tiempo colectivo. Ahí van algunas sugerencias para planteárselas: ponle cara a la Tierra dentro de 50 años; imagina que vives de acuerdo con una intención de consolidar un mundo sostenible y justo y tratas de hacer el menor daño al planeta; cómo se conjuga la intención universal del crecimiento infinito en un mundo finito del que todos conocemos sus fronteras medioambientales; una ciudad sostenible necesita que los hogares lo sean, empezando por el tuyo; identifica los tres grandes problemas ambientales que resolverías si estuviese en tu mano; mira a tu alrededor y pregunta si a la gente le preocupa mucho esto del medio ambiente; demuestra si la sociedad se beneficia o se perjudica con el cuidado del medio ambiente; imagina que se encuentran en un diálogo los valores sociales y ambientales y se llevan bien. No se trataba de ningún examen, simplemente de pasar despacio un tiempo para tener tiempo de pasarlo, al menos para los que nos siguen en este asunto de vivir; ahí podría estar el eco, y seguro que no era monocorde.

El valor de lo usado trata de sobreponerse a la conjura de los necios: todo que no sea útil para ellos es inútil basura

Publicado el

La trastienda de la acción ambiental de la UE almacena residuos no imaginados, acarreados por algún lobby. La política de la UE tiene tics que demuestran polaridades contradictorias.  Hace un año se posicionaba por una economía circular con menos ambages, atendiendo a algunos postulados de la federación ecologista europea European Enviromental Bureau (EBB); hoy, todavía no ha aprobado la directiva, pero exhibe condescendencias “basuriles”, políticas menos ambiciosas, en cuestión de la recuperación de desechos. Alguien titulo la maniobra como la “conjura de los necios”; no dejen de leer el libro de John Kennedy Toole.

Por aquí no todos vemos bien esa estrategia de blandura comunitaria, porque algo habíamos avanzado y corremos el riesgo de pararnos satisfechos. La patronal de la economía circular reclama mayor celeridad y menos trabas al Gobierno para poder aprovechar lo mucho servible que cada producto usado una vez contiene. Nos costará, pero al final lo conseguiremos. ¡La basura todavía guarda tesoros!, y no es una conjura para mover a los necios.

Nada es perfecto, ni secreto. La huella hídrica nos delata, quiere atosigar una impertinente memoria futura

Publicado el

No es preciso ser detectives tipo CSI, basta con observarnos a nosotros mismos, o a quienes tenemos al lado. Vamos por la vida chapoteando cada día, desde el primer pis hasta el último lavado de dientes. Por eso dejamos una huella que tarda tiempo en borrarse. Algunas empresas aguadoras se han preocupado de estudiar las perspectivas que se nos abren allá por el año 2025. Si no se conforma con los datos de sus consumos, puede calcular su huella hídrica, de todos los de su casa, o de su negocio.

Pero hay más asuntos pendientes. Uno abre el grifo y se cree que solo sale agua, pues no. Una cuarta parte de los acuíferos que sirven al 70% de los pueblos están contaminados, lo cual compromete la vida futura. Los nitratos presentes en los fertilizantes nitrogenados utilizados en la agricultura son los responsables. No lo crean, los causantes son quienes los utilizan a mansalva para mejorar sus producciones.

P.D.: No nos olvidamos de la contaminación por lindano que soporta en Gállego, río Pirenaico que desemboca en el Ebro en Zaragoza, después de haber dejado potenciales misiles tóxicos permanentes a lo largo de más de cien kilómetros. Van ya casi 40 años.

Treinta años después la memoria llama. ¡Qué pena! Los muertos por defender la ecología no pueden escuchar lamentos

Publicado el

Aquellos que claman por el retorno a la ecología existencial pocas veces son escuchados por los que viven al margen de estas preocupaciones. Demasiadas veces son silenciados con el argumento de la violencia. Quienes manejan el arma ejecutora permanecen escondidos, pero sus oscuros intereses los delatan. Treinta años después de aquel 10 de julio de 1985, de que la carga explosiva adherida al Rainbow Warrior de Greenpeace –que estaba allí para denunciar las pruebas nucleares francesas- se llevase por delante la vida del fotógrafo Fernando Pereira, el militar francés que la colocó pide disculpas. Es demasiado tarde. Pasados pocos años, perdió la vida en Brasil Chico Mendes, el defensor de la Amazonía, esa maravilla que nos refresca una parte del aire global y que gracias a gente como él el atropello que sufre repercutió en la opinión internacional, y se frenó su destrucción generalizada. Un recuerdo y homenaje a cuantos alzan su voz por que la ecología global, como una parte de los derechos humanos, asegure la vida de todos nosotros. Siempre estaremos en deuda con ellos; la pena es que con algunos es póstuma, como denunció Amnistía Internacional.

Ser quien eres no es otra cosa que lo que la educación ha hecho de ti, o lo que tú has hecho con ella

Publicado el

Comienza un nuevo curso escolar. Durante el verano se relaja la intención educativa, desaparecen conocimientos y hábitos de trabajo en los escolares. Las familias pasaron a un segundo plano la preocupación de que sus hijos e hijas aprendiesen todo lo que sus capacidades les permitiesen. Toca retomar rutinas. Juan de Mairena (Antonio Machado) invitaba a sus alumnos a saber mirar, a meditar sobre las cosas contempladas y construir saberes con ellas. Estos días los chicos y chicas retornarán a unos colegios e institutos ávidos de que la acumulación de conocimientos y destrezas prácticas sea lo más rápida posible, pero poco preocupados por ayudar a los alumnos a que reconozcan para qué aprenden; esos mismos centros que han de poner en marcha los resultados de la mala convivencia entre educación, cultura social y política. Nunca como ahora el mundo ha estado tan a la vista, pero apenas enseñamos en las aulas a saber mirar. Lo que uno es, y será, pasados unos años, se escribe ya. El espacio real de la educación no son las asignaturas y los exámenes, son los chicos y chicas en los que va encontrando de forma paulatina, con pausas incluidas, la educación, que solo en su gestión particularizada alcanza el verdadero objetivo.

P.D.: No olvidemos estos días los millones de niños y niñas que no tienen escuelas a dónde ir, como denuncia una y otra vez Unicef.

Machado y Tolstoi llorarán en su tumba la destrucción forestal; atrás quedaron el olmo seco del uno, y el roble mustio y florido del otro

Publicado el

León Tolstoi, no hace falta pregonarlo, dejó en Guerra y paz una muestra clarividente de su interpretación del paisaje. Qué decir de nuestro Antonio Machado y sus paisajes, sus naturalezas delatoras, su olmo querido a las orillas del Duero. Han pasado 100 años desde que lamentaron las pérdidas. Se pondrían contentos si supieran que en el mundo hay casi 500 árboles por persona, se preocuparían con la noticia que asegura que dentro de 300 años los bosques desaparecerán al ritmo actual de deforestación, se revolverían en sus tumbas si leyeran el artículo de Nature. Se morirían de nuevo, el uno de una gran nueva pena y el otro de lo que fuera.

La cerilla y el raspador del cambio climático ya están prestos para provocar incendios. Dígales algo

Publicado el

Aseguran los de WWF que el cambio climático va a provocar un aumento considerable de los incendios forestales, más que nada porque es el raspador donde la chispa de un incendio se frota. La campaña que han emprendido para hacer visible a la sociedad esta situación es contundente “Un grado de más un bosque menos“, habría que añadir cerca de su casa, en un enclave querido o algo similar. Pero no son solamente ellos quienes chillan para que nosotros los oigamos. El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) advierte de que los bosques y ecosistemas mediterráneos se encuentran entre los más vulnerables del mundo y sufrirán impactos muy severos. Además, el Instituto de Física de Cantabria (CSIC-Universidad de Cantabria) manifiesta en un informe que las áreas quemadas en la Península Ibérica se triplicarán antes del año 2075 respecto a la actualidad. Hay más: un estudio publicado en la revista ‘Nature Communications’ ha revelado que la temporada global de riesgo de incendios se ha extendido casi un 20% en los últimos 35 años. Siga el acertijo: Cuando un bosque se quema…, y después…

P.D.: Una buena noticia. Si se dan juntas la mejora en la gestión y educación mojan los raspadores y el número de incendios y de hectáreas quemadas disminuye.  

Los resplandores de los gestos ensombrecieron las ideas. La contrapublicidad nos nubló de nuevo. Nos salvó la masiva compra de gafas protectoras

Publicado el

Crónica celtibérica de finales del julio tórrido de 2015:

Eran nuevos. Llegaron convencidos de que el traje del emperador era volátil, como una parte de los iconos que sostenían la sociedad aduladora. Mucha gente despertó. Les agradeció algunos gestos, se desorientó con otros. Empezó la batalla dialéctica para discernir si eran galgos o podencos quienes habían provocado los urgentes retos sociales. Esperemos que el tiempo del “no sé” acabe pronto, que los fogonazos gestuales y el calor visceral se tranquilicen y aquella calle por la que deben transitar las esperanzas vaya cambiando algo más que su nombre: desaparezcan de ella los baches. Ya dibujó el peligro de los focos el gran “EL ROTO”. Los necesitamos ocupados en cambiar el desapego en esperanzas. Les damos tiempo pero les pedimos celeridad. Porque es necesario que en el trono de los gestos se asienten por encima las ideas. Así podremos quitarnos las gafas y mirarnos todos a la cara. Porque, como avisó Iriarte, los imaginados cánidos se aproximan. ¡Ojalá pudieran reescribir entre todos, los de antes y los de ahora, esa fábula que es la vida de los otros!

Es domingo. Día de fiestas patronales en muchos pueblos de España. ¡Salud!

La economía circular es el camino menos sinuoso para asegurar el futuro de todos, pero tiene badenes y alguna que otra cuesta

Publicado el

¿Se acuerdan de aquel visionario llamado Ítalo Calvino? Allá por 1972 publicó Las ciudades invisibles. Una de estas, Leonia, sucumbía ante el avance inexorable de las basuras circundantes. Por aquel entonces todavía no nos esclavizaban las cosas; éramos pobres. Pero llegó la globalización, se divulgó por los medios de comunicación, y el consumo nos atrapó desde la mañana hasta la noche. Un sarcástico se inventó aquel lema propagandístico que inundó el mundo mundial: “¡Consúme (te)! Serás eternamente feliz y la envidia de tus vecinos. Y hala, todos a la marcha. Cuando la sociedad, algunas empresas avispadas estuvieron al loro, se sintió amenazada por el despilfarro de recursos no tuvo otra opción que transitar por la senda del reciclaje. Aparecieron como hongos los contenedores diferenciados en nuestras ciudades. ¡Uf, qué peso nos quitaron de encima! Pero claro, ¡no todo se recicla, ni se aprovecha todo de lo que se recicla! Un lema que liberamos gratis para figurar en los productos de consumo. A ver cuántas empresas caen. En serio, hay que hablar seriamente del consumo, preocupadamente diríamos. Dicen los expertos que cada vez más debemos acercarnos a la economía circular, que el reciclaje es insuficiente aunque llegásemos a niveles de eficacia que duplicasen los actuales. Por cierto, acércate al portal de Economía solidaria para contestar a esta pregunta: ¿consumes o te consumen? No dejen de leer el libro citado y sumergirse en esas ciudades.

Toca soñar en verde: ¡deforestación cero para 2030?

Publicado el

Brasil y EE.UU. adoptaban ese compromiso en una reunión bilateral de cara a la preparación de la Cumbre del Cambio Climático en París, otoño de este año, y queremos pensar que primavera del futuro. Así, de primeras, pocas personas darían crédito a semejante iniciativa. ¿Los grandes países se han vuelto ecologistas? Quienes nos preocupamos por las cosas del medio ambiente nos hemos vuelto algo incrédulos ante estas manifestaciones de afecto naturalístico, a pesar de la permanente esperanza que nos sostiene. Ya nos disculparán. Hemos escuchado muchas bellas promesas incumplidas. Debemos recordar que hace casi un año se rubricaba la Declaración de New York sobre los bosques. Buen asunto así de entrada, pues hasta la gran papelera APP la ha firmado. Cuando saltó la noticia nos pusimos a indagar. Alguien apostó por bosques para combatir el hambre. Denle una vuelta a la idea. Por cierto, para que los más jóvenes, los idealistas, piensen este verano: ¿de quién son los bosques?, o mejor ¿qué quiere decir esos del bosque habitado? Disfruten con/ de/ desde/ en/ entre/ hacia/ hasta/ para/por…  los bosques. Estamos en verano. Quienes no lo hayan hecho todavía que lean El bosque animado de Wenceslao Fernández Flores. Disfrutarán del bosque; toca soñar en verde.

A más dinero invertido mejor educación en el presente y una apuesta ganadora para el futuro; casi siempre

Publicado el

Si un docente es curioso debe estar al tanto de lo que se dice en la sociedad o se publica. El Pisa in Focus, “El Gran Hermano que todo lo ve”, se ha preguntado si existe alguna relación entre inversión en educación y mejores expectativas de futuro. Comienza diciéndonos que a más gasto global, y acumulativo por alumno, en educación no supone siempre una mejora de resultados. ¡Vaya! Pero continúa diciendo que los países con mejores resultados tienen a asignar los recursos con más imparcialidad, pues prima en todos ellos la equidad. España por debajo de la media. Nos quedamos con la reflexión final: “El dar apoyo a los centros escolares con menos nivel socioeconómico no supone necesariamente proporcionarles más recursos, sino recursos humanos y materiales de alta calidad.”. Vayan tomando nota, a quienes corresponda, que no hacen sino rebajar la inversión -no es gasto-.