Educación

La sostenibilidad llama a las puertas de la escuela; abrámoslas de par en par

Publicado el

ECOESCUELA ABIERTA

Educar es una aventura apasionante, pero nada sencilla; educarse es entender parte de los problemas que estamos viviendo, lo cual implica necesariamente asomarse al escenario social. Desde el blog que inauguramos en eldiariodelaeducación.com vamos a intentar explorar caminos,aportar algunas llaves para abrir las puertas de las clases a los vientos de la sostenibilidad. El empeño, a pesar de sus dificultades, merece la pena.

La vida nos enseña que aquello que asimilamos en la escuela no siempre sirve para entender las cosas que pasan cada día a nuestro lado. Para lograrlo necesitamos un aprendizaje permanente, una memoria de hechos acumulada con la ayuda del pensamiento crítico, porque en cada momento se nos presenta una situación que desborda lo que sabemos. Si nos creemos ciudadanos del mundo, no debemos conformarnos -refugiados en la comodidad o en la ignorancia- con presenciar impasibles lo que vemos alrededor. Aunque haya gente que prefiere pasar así por la vida, cada día más personas piensan que existen muchas razones para intentar cambiar los comportamientos que tenemos ahora. También a quienes transitan por las aulas les preocupan los problemas a los que se enfrentan muchos seres vivos –sean humanos o no- que se mueven en una permanente incógnita de supervivencia.

Siga leyendo el artículo en El Diario de la Educación

La privatización de la educación beneficia a los privilegiados, por todo el mundo

Publicado el

Se acabaron las vacaciones escolares; toca volver a pensar en la educación. Son muchos años hablando sobre si la privatización de la educación beneficia a la sociedad global. Quienes la defienden argumentan que favorece la libertad de elección para las familias y la competencia entre los centros para una mejor educación, incluso que la iniciativa privada acude a socorrer sectores a donde no llega el sistema público (sic). Sin embargo, distintas investigaciones académicas cuestionan los beneficios. Lean con detalle el interesante estudio publicado recientemente en el Blog de la Educación Mundial, que enfatiza los efectos muy negativos de la privatización de la educación en el asunto de la segregación, desigualdad de los aprendizajes, atención a los alumnos-as con necesidades educativas especiales e incluso en el grado de satisfacción del profesorado. Hasta el Banco Mundial es muy crítico con la privatización.

 

La lectura hace a la persona completa, la conversación le añade agilidad mental, la escritura le obliga a ser preciso en su intento de comunicar

Publicado el

Más o menos algo así dijo Francis Bacon y nos sirve para expresar el asombro/la decepción de que no se haya tenido en cuenta aquello que el inglés nos legó hace más de 400 años. Este defensor del empirismo no entendería que una buena parte de nuestros alumnos no tenga la habilidad suficiente para comprender y utilizar las formas lingüísticas requeridas y/o valoradas por el individuo, que todavía sea incapaz de construir significado a partir de una variedad de textos, que no haya conseguido leer para aprender, para participar en las conversaciones con sus compañeros de clase y tampoco en la vida cotidiana; en fin, que no emplee la lectura para su disfrute personal. Recomendamos a los enseñantes que se lean y piensen detenidamente los propósitos de lectura y de comprensión que se buscan en este informe, y las tareas de lectura y lo comparen con lo que se hacen en su clase. El Informe Pirls 2016 nos dice cuáles son los mejores alumnos europeos en lectura: los niños de Noruega, Suecia, Dinamarca o Finlandia son buenos lectores, pero, por desgracia, no les gusta leer. Los españoles han mejorado notablemente, claro que partían de niveles muy bajos. Pero les gusta leer, casi tanto como a los portugueses. No se pierdan los análisis comparados. Empecemos de una vez a rescatar el papel de la lectura en la educación global.

La innovación educativa es un escenario complejo, pleno de pensamiento crítico, creativo y a favor de alumnado

Publicado el

Quien quiera representar algo en ese escenario por descubrir que escuche de forma reflexiva lo que explica Nélida Zaitegi de Miguel en esta entrevista. Entiende que la innovación educativa es un proceso que responde a necesidades reales del alumnado; no es montarse grandes postulados sino dirigirse a cosas concretas. La escuela debe innovar porque necesita adaptarse a las necesidades de la gente, necesita saber qué debe conocer el alumnado de este siglo, no de hace 50 años. Pero en primer lugar debe plantearse qué sentido tiene hoy la educación, pensar dónde estamos y hacia dónde vamos. Para adaptarse a sus nuevos tiempos habrá que desbrozar los viejos paradigmas, entre los cuales pesa demasiado el “saber por saber”. Aboga por poner énfasis más en el aprendizaje que en la enseñanza. Sigan disfrutando de lo que dice y llévenlo a sus centros para el debate. Puede que eso sea también innovar.

En tiempos de crecientes necesidades educativas el Gobierno de España baja el presupuesto

Publicado el

Por tercer año consecutivo, el Gobierno español reducirá la proporción de Producto Interior Bruto (PIB) que destina a Sanidad, Educación y Protección Social. Hacer esto en tiempos en los que las desigualdades en atención y servicios crecen en los que se generan incluso bolsas de trabajadores pobres, con la repercusión que este asunto tiene en salud, bienestar y educación, parece una burla. Pero ese dicen las cifras que el Gobierno ha enviado en la UE el pasado 16 de octubre. Piensen en si la educación necesita más recursos para mejorar las tasas de idoneidad, formar bien en idiomas, ampliar la educación al tramo 0-3 años, llevar a cabo una necesaria formación del profesorado, dotar a los centros de tecnologías modernas, y así un largo etcétera. Da la impresión de que nadie conoce las necesidades que les detectan los informes internacionales sobre el déficit educativo de España, que ya no es conyuntural. Lean las siguientes cifras, que demuestran que España es el quinto país que menos invierte en educación en términos relativos.

La elección de escuela se convierte muchas veces en un bucle ideológico, que siempre perjudica a los más desfavorecidos

Publicado el

Hace unos años se pensó que dar a los padres la posibilidad de que pudieran elegir escuela para sus hijos era un avance social, pues los centros educativos, en una estrategia de mercado, ofrecerían lo mejor para ser elegidos. Hemos leído en el Blog de la Educación Mundial que en buena parte de los países que se someten al estudio PISA se puede elegir escuela. Pero resulta que lo que puede ser interesante, conveniente, a nivel individual parece que no mejora el sistema en su conjunto. Es más, la elección de escuela  no funciona como debería; con frecuencia puede acrecentar las desigualdades y desmejorar la educación de calidad. El artículo que aquí se comenta dice que las familias sin información tienen menos posibilidades de elección, que a veces la composición del alumnado de la escuela determina la elección; en otras ocasiones las dotaciones de las escuelas atraen. En este caso las públicas suelen llevar la peor parte; observen la ilustración del artículo. Al final, la escuela segrega, es un bucle social que no está resuelto a pesar de que supuestamente las familias pueden elegir. Observen lo que dice también el artículo: “Los estudios han demostrado una y otra vez que la elección de la escuela beneficia a las familias más ricas, al tiempo que margina en mayor medida a los padres y escuelas desfavorecidos.” Miren a su lado y vean si sucede así. 

El saber sirve para ser persona crítica y cultivada en un mundo incógnito, asediado por las élites presentes o escondidas

Publicado el

Era Maquiavelo quien decía que la humanidad se divide entre los que saben y los que no saben; se podría añadir que hay unos cuantos que conocen pero no quieren saber. Por eso, más de uno piensa que la batalla de la coherencia global está perdida. Porque quienes saben siempre tendrán una posición dominante. La cuestión trascendental es que haya cada vez más gente que sepa. Para que esto ocurra, nuestra calidad de vida y de lo que producimos, hacemos o construimos, depende, precisamente, de la calidad de nuestro pensamiento. En este asunto cuenta el corto y largo plazo, en forma de compromiso por ser y formar mejores ciudadanos. Llegados a este punto, nos preguntamos si la educación entra dentro del mundo de los saberes. La escuela parece que no, empeñada en construir individuos iguales elaborados rápidamente por profesionales cada vez más burócratas, poco bañados en el pensamiento. No será debido a que, como dice Nuccio Ordine, la cultura es peligrosa para la clase política.

La obesidad es un síntoma/consecuencia de la malla consumista que rige el mundo

Publicado el

Excepto en los casos de disfunciones corporales no provocadas, la obesidad infantil muestra de qué forma las redes del consumo han atrapado al mundo globalizado. Los mensajes publicitarios de las compañías mercantiles han atrapado a gobernantes, que se dispersan en la vigilancia, y consumidores, que siguen los señuelos de los productos. Las madres y padres tienen una parte de responsabilidad en que el número de niños y niñas obesos se haya multiplicado por diez en cuatro décadas. Este tremendo problema, de incalculables riesgos para el futuro, afectan menos a quienes gozan de bienestar económico y cultural; de hecho va ligado a la desigualdad y la pobreza, que se sabe perjudican seriamente a la salud. En España, la bollería y otros “engañabobos” alimentarios atrapan a los padres desprevenidos, o despreocupados. Un consejo: no dejen de leer los resultados del proyecto de investigación Aladino y sean responsables; el futuro de sus hijas e hijos está en juego.

El saber ocupa lugar y además, si se acumula y se utiliza para pensar, puede ser peligroso para las élites

Publicado el

Es ya un axioma universal que el poder nunca ha deseado gente cultivada en el pensamiento, porque es menos favorable a aceptar sin más las creencias; ya lo expresó hace muchos años Maquiavelo. A pesar de inventarse la educación reglada, el poder ya se preocupó de hacerla marcadamente anodina, reproductora, reiterativa, etc; tanto que incluso quien quiera aprender se hastíe de ella. Y aquí estamos hoy, aun cuando el poder se haya diversificado. Pero observamos que surgen otros latigazos contra el pensamiento crítico procedente de las llamadas redes sociales, que atrapan el tiempo y la atención de quienes, muchas veces instruidos y sobradamente formados, se columpian en las mallas de las creencias, aunque ni siquiera reconozcan los hilos. Pero cuidado, el saber no se adquiere a golpe de twit, aunque lo pretendan gentes del poder como presidentes o quienquiera que sea el personaje público que nos bombardea. Prueben a dejar de leer mensajes de redes durante un día y a dejar de escuchar los bombardeos de los medios de comunicación. Tendrán tiempo para pensar qué saben de tal o cual asunto. Haga caso a Emilio Lledó: escúchese a sí mismo, no se aburrirá.

En la crisis ecosocial que nos sepulta hay que explorar la potencia creativa de la educación

Publicado el

Las nuevas generaciones deben recorrer caminos difusos en la búsqueda de su existir, con múltiples intersecciones. Los cambios sociales y ecológicos son ya irreversibles; para los jóvenes, es imprescindible enseñar/aprender a adaptarse a ellos. No sirven antiguos métodos para encontrar diferentes convivencias. Hay que reinventar la enseñanza, hasta ahora una amalgama de tradiciones y coerciones del sistema social. Solamente un extremo vital, el desafío del cambio climático, podría sostener la aventura. Pero hay más. Hay que reconectar a la infancia con la naturaleza, para que esta pierda su misión de museo; hay que revisar el concepto de frontera, tan ideologizada que aísla más que cualquier accidente geográfico. Porque para romperlas llegarán muchos migrantes ambientales y desplazados climáticos a convivir con nosotros, porque su acogida es de justicia social. Lean “La situación en el mundo 2017” del Worldwatch Institute y lleven el debate a sus aulas. Los colegios e institutos deben ser críticos, responsables y éticos; algunos ya han empezado. Es nuestra penúltima esperanza.

P.D.: Mientras esto ocurre, las sociedades occidentales se hacen cada vez más exclusivistas. Cada vez hay más voces que alertan de que se dirigen hacia el colapso.

Un nuevo “trumpazo”, esta vez le ha tocado a la Unesco que, aunque imperfecta, ha rescatado muchos abandonos

Publicado el

Acostumbrados como estamos a no sorprendernos de nada de lo que haga el mandatario norteamericano, la noticia del abandono de la Unesco por parte de EE.UU. el 31 de diciembre de 2018 ha sido recogida de forma más o menos escueta por los medios de comunicación. Bien es cierto que el señor Obama ya le había dado una patada en el trasero en 2011 al retirarle aportación económica. Los motivos en ambos casos han sido similares: “la supuesta politización de la Unesco que se empeña en ver cultura aunque sea en Palestina”. La inquina norteamericana hacia Unesco no es nueva, lean esta noticia de 1984. La Unesco (“United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization”; Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) ha desempeñado desde 1945 una luz activa en la defensa del Patrimonio mundial, de la cultura, de apoyo a la educación,  en busca de la paz y desde hace unos años es una atrevida defensora de un desarrollo diferente, más apoyado en la sostenibilidad social y ambiental. Ha pasado por periodos más o menos brillantes, no ha estado exenta de algunas actividades cuestionables, quizás ha pecado de “funcionarismo” pero de no haber sido por su impulso el mundo sería hoy mucho más pobre por tener menos cultura, menos educación y, en consecuencia, ser mucho más injusto. Pulse aquí si quiere conocer en qué se gastan los dineros. Por cierto, no todos los países están al corriente de los pagos comprometidos. La sociedad civil no podemos permitir que el acoso que está recibiendo Unesco quede en el olvido para la mayoría de la gente, despreocupada porque los daños no son tan visibles como los destrozos de la bombas asesinas que caen por el mundo. Pero si la Unesco se perdiera el daño social sería tremendo en países en desarrollo y en sectores humanos desprotegidos; la cultura de las minorías y el patrimonio universal serían un recuerdo.

Educación para la Sostenibilidad, el penúltimo intento de aprender de la crisis planetaria

Publicado el

El pasado martes 10 de octubre fue presentado en la Fundación Alternativas el informe Educación para la Sostenibilidad en España. Reflexiones y propuestas en el que hemos hecho un repaso rápido del tránsito desde la Educación Ambiental hasta la Educación para la sostenibilidad (EDS). Queremos llamar la atención de que en la situación de emergencia planetaria en la que nos encontramos no valen ya las componendas más o menos ambientalistas; se necesita, además de otras muchas actuaciones, un cambio fundamental en los sistemas educativos de la enseñanza no universitaria y universitaria. En la primera proponemos una apertura de los currículos a los problemas del mundo, buscando la participación de toda la comunidad educativa en la acción proactiva; incluso nos atrevemos a sugerir la configuración de una asignatura “Ciudadanía para la sostenibilidad”, Sus contenidos serían abiertos, flexibles, progresivos, construidos en trabajos colaborativos, esenciales para restañar las profundas heridas ambientales y sociales, comprensivos con el territorio y sus elementos, críticos con los modelos de vida, y más cosas. Para la segunda resaltamos la necesidad de que todos los universitarios cursen una materia similar, pues quienes han de manejar desde administraciones y empresas el futuro deben replantearse el contexto que ahora mismo lo prepara; también pedimos que la universidad se aproxime a los problemas de sostenibilidad y se acerque a la sociedad para explicárselos. En la mesa redonda que acompañó a la presentación, el profesor Ángel Gabilondo animó la intención transformadora de la EDS apelando a que “con Educación no sabemos si será posible, sin ella estamos seguro de que es imposible”.

El Día Mundial de los Docentes nos invita a reflexionar sobre la carga anímica y de trabajo que soportan

Publicado el

Quienes estamos ocupados en la tarea de enseñar no sabemos si los otros van a aprender; aun así insistimos en poner lo mejor de nosotros mismos cada día. El cualquier sistema educativo, dirigido o más libre, bueno o menos bueno, del primer o tercer mundo, del colegio de élite o del de la barriada, aquí o en América Latina, moderno o tradicional, etc., siempre cabrá la aguda inteligencia y la ayuda afectiva de los docentes comprometidos. Aseguran los informes GEM que en los países de altos ingresos los tiempos dedicados a la rendición de cuentas, ¿para quién si a los que deberían hacérselas sería a los estudiantes?, suponen cada vez más horas de dedicación, lo que carga a los docentes e impide que se dediquen a su tarea principal que es enseñar para que otros aprendan, y a la vez ellos mismos mejoren sus aprendizajes pedagógicos. ¿Qué opinan los maestros y profesores que leen este blog? Lean este antiguo artículo por si les ilustra un poco la respuesta. Por cierto, ¡Felicidades con retraso!; su día fue el viernes pasado.

Internet nos cablea tanto que nos coloca entre el riesgo de la sobreexposición y el aprendizaje crítico

Publicado el

España era hace un año uno de los países donde más uso se hacía de Internet. Nuestros chicos y chicas, jóvenes adolescentes, manifiestas que no estar conectados un día a las redes supone una grave decepción existencial. A la vez, algunos pueden estar interactuando con sus terminales hasta 6 horas diarias; lo confiesan alguno de mis alumnos y alumnas. Si es bueno o malo depende de qué y cómo lo hagan. Seguramente el asunto le interesaría a don Santiago Ramón y Cajal; ya lo imagino recibiendo otro Nobel por sus estudios. Si lo valoramos en porcentaje de la vida enganchados a la red desde aquí lo vemos excesivo. Será más saludable comunicarse con la persona de al lado, realizar actividades conjuntas, practicar algún deporte, leer un buen libro, participar en ilusiones colectivas y, si sobra tiempo, darle al dedo digital; a no ser que se utilice para el aprendizaje crítico y el fomento de la inteligencia emocional, que parece que no sucede en la mayoría de las ocasiones. En cualquier caso, esta sociedad debería preocuparse por la intromisión desaforada de las tecnologías en la vida de los jóvenes, debería pensar si el asunto se nos está yendo de las manos. Pero, ¿Quiénes forman la sociedad?

Educación para los Objetivos del Desarrollo Sostenible; una prioridad urgente

Publicado el

Visto el estado general del mundo en sus variables ambientales y sociales solo cabe empezar urgentemente a retocar o cambiar totalmente algunos de nuestros comportamientos. No solo es cosa de los gobernantes, que se despistan en la tarea, sino que también debe ser una prioridad educativa. La Unesco se empeña en promover una Educación para los Objetivos del Desarrollo Sostenible, lo que se ha dado en llamar la Agenda 2030 en su versión educativa; habrán visto escrito un anticipo con las siglas GAP (Programa de Acción Mundial sobre la Educación para el Desarrollo Sostenible). Léanlo despacio. Aquí les dejamos la reflexión de Irina Bokova, Directora General de UNESCO: “Se necesita un cambio fundamental en la forma en que pensamos sobre el rol de la educación en el desarrollo mundial, porque tiene un efecto catalizador en el bienestar de los individuos y el futuro de nuestro planeta. …Ahora más que nunca, la educación tiene la responsabilidad de estar a la par de los desafíos y las aspiraciones del siglo XXI, y de promover los tipos correctos de valores y habilidades que llevarán al crecimiento sostenible e inclusivo y a una vida pacífica juntos”. ¿A qué esperamos?