La ecológica memoria del olvido insostenible: de 1992 a 2018

Seven y Greta, un ejemplo para nosotros y a la vez un acicate para seguir denunciando incumplimientos.

Estas dos chicas jóvenes vinieron a decir, con 26 años de diferencia, que el olvido y la mentira de quienes mandan y se comprometen castigan a toda la humanidad. Lo dijeron con voz firme en los foros de Río 1992 y Katowice 2019. Ahora es el momento de la verdad. ¡No se escondan quienes detentan los poderes políticos y económicos! serán responsables de muchas desgracias. 

Todos recordamos la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), celebrada en Río de Janeiro en 1992. De ella debían surgir acuerdos internacionales para equilibrar mejor las variables ecológicas, sociales y económicas, que definirían un adecuado Desarrollo Sostenible mundial para el siglo XXI. Asistieron dirigentes de centenares de países, directivos de grandes empresas, miles de periodistas y también representantes de las ONG y de la sociedad civil. Todo un hito mundial que quería ser trascendente.

Seguir leyendo en La Cima 2030 de 20minutos.es.




La salud ambiental y el aire urbano como proyecto educativo escolar

Por insistir que no quede, pues muchos dirigentes y ciudadanos lo olvidan, que toda ciudad debe ser educadora; un territorio para enseñar a las personas, un lugar en donde se respiren relaciones satisfactorias y vida saludable, se sepan aminorar las dificultades que comporta ser muchos juntos y querer satisfacer las necesidades diarias, personales y colectivas. En todo este contexto, el aire contaminado es uno de los principales vectores de vida. La mala calidad del aire tiene graves consecuencias en la salud y en el rendimiento escolar; así lo han demostrado trabajos desarrollados dentro de la iniciativa Urban planning” de ISGlobal.

Se puede abordar el estudio de la contaminación del aire urbano con ejemplos concretos, perceptibles por el alumnado, pero relacionados con otros para que se vea una malla de la complejidad urbana. Debe llevarse a cabo a distintas escalas, tanto en primaria como en secundaria. Sería conveniente que “Salud y contaminación urbana” pudiese constituir por sí misma un proyecto de trabajo de centro. Resulta interesante desde todos los puntos de vista que se mire: permite analizar el presente y proyectar el futuro, enlazar lo individual con lo social, consolidar el sentimiento de pertenencia ciudadana entre los escolares, trabajar conocimiento curricular y cotidiano, mezclar salud y hábitos de vida, apelar al cambio de actitudes y a la consolidación de una serie de valores de alta trascendencia colectiva. Además, y no es poco, ayuda a combatir la fragmentación del saber y el dominio disciplinar que tan presentes están en la escuela; en suma, es una clara apuesta por la visión compleja de la vida, que los currículos olvidan a menudo. Revise los libros de sus hijos e hijas y lo comprobará; son escasamente saludables. 

Seguir leyendo en el blog “Ecoescuela abierta” de El Diario de la Educación.




¿Llegará el apocalipsis global en 2050?

El informe “Riesgo de seguridad existencial relacionado con el clima: una propuesta de escenario futuro” (Existential climate-related security risk: A scenario approach), publicado por el Breakthrough – National Centre for Climate Restoration (NCCR), un centro privado independiente de Melbourne (Australia). En él, se asegura que la Humanidad puede enfrentarse en 2050 a un mundo en “colapso social y caos absoluto”, si sigue el acelerado deterioro actual de los sistemas ecológicos por la intervención humana; causa y efecto del hipotético apocalipsis -incluye millones de muertes prematuras y desplazamientos masivos-.

En el informe se critican las previsiones demasiado conservadoras del IPCC(Grupo Intergubernamental de Expertos sobre al Cambio Climático) y la ONU; también los acuerdos de París. Los ciudadanos preocupados por estos temas estamos confundidos, seguramente nos encontramos ante dudosas verdades y post verdades matizadas; quizás ambas sean caras del mismo dado social, en este caso también climático.

Seguir leyendo en La Cima 2030.




¡Medioambiente en clave de salud!: La contaminación supera en víctimas a los accidentes de tráfico en España

No puede ser que sea cierto, dicen algunas personas, muchas, cada vez más. Pues sí, los datos lo demuestran: en España se contabilizan 10 000 muertes anuales ligadas a la contaminación, frente a 1700 fallecimientos asociados a los accidentes de tráfico, según dio a conocer la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el día 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente. Busquemos culpables: óxidos de nitrógeno (NO2),  el ozono troposférico, el dióxido de azufre; el monóxido de carbono, o el plomo. Juntos viajan, se alojan y matan desde órganos como los pulmones o el corazón.

Sin embargo, todos quietos: administraciones, empresas y ciudadanía en general. ¡No es posible que seamos tan inconscientes! Mientras llega el sentido común hagan algo: contaminen menos el aire, utilicen el transporte público y muévanse por su ciudad por las calles menos expuestas al mortífero tráfico rodado. Su salud, y la de miles de convecinos, les dará las gracias.

Además, no se sienten a tomar algo en esa terraza a pie de calzada al lado del rebufo de los coches y autobuses en una calle estrecha; una estampa típicamente española. ¿Que (no) pensarán de la contaminación las personas que así obran? 




¿Medioambiente? Sí, gracias; pero mucho, pronto y todos juntos

Seguro que no le cuesta recordar 10 cosas que hizo el pasado 5 de junio a favor del medioambiente; incluso retiene algunos detalles de por qué se ocupaba en según qué cosas y si le supuso poco o mucho esfuerzo. ¿O sí que le cuesta recordarlo? No tengan la menor duda de que muchos de sus propósitos de transición ecológica tendrán una profunda incidencia en sus vidas, más todavía si suponen un cambio de mentalidad y la asunción de compromisos.

La verdad es que el tema del medioambiente y sus circunstancias sonó mucho ese día en las redes y en los medios de comunicación. Antes, ya la gente, estudiantes y madres, había empezado a mostrar su impaciencia ante la (in)acción política en el Global Strike Future. Da la impresión de que el futuro crítico ahora lo sentimos cerca, casi empezamos a creernos eso de que hay que cambiar de estilo de vida. ¡Así no podemos seguir! Hemos de tener presente todo el año los días cercanos al 5 de junio.

No se piensen que esto es nuevo, la ONU nos viene avisando desde hace 47 años…

Seguir leyendo en La Cima 2030.




Se vende sostenibilidad; abstenerse quienes sean simplemente curiosos

En el Día Mundial del Medio Ambiente, se vende sostenibilidad; la visión redentora surge por todos los lados. Las empresas también, quieren su protagonismo. Incluso las comercializadoras eléctricas se publicitan como verdes. Después de haber provocado ‒o al menos ayudado por acción u omisión negando evidencias‒ tanto las empresas como los gobiernos una buena parte de los desastres del descabellado modelo de crecimiento, ahora dicen que nos van a salvar. Nos trae a la memoria el olivo centenario, de aquella película de Icíar Bollaín, que acabó en el vestíbulo de una dañina energética alemana y le dio el toque ecológico.

En este asunto de la sostenibilidad, los gobiernos están presos del cortoplacismo. Llevamos 30 años de concienciación y es hora de pasar a la acción. Sin embargo, no se observan voluntades inequívocas: lo que el departamento encargado de la imprescindible transición ecológica propone es contradicho por las acciones del resto. Así no hay manera de que la gente –perezosa de por sí– se haga cómplice en el ejercicio continuado de la sostenibilidad. Venga de donde venga, la publicidad es insostenible si se queda en la domesticación de las preocupaciones ambientales, en un ejercicio de autosatisfacción y en un engaño a la ciudadanía; al final se convierte en un desfalco planetario. Por eso, absténganse los curiosos y acudan los comprometidos.

Para dar verosimilitud a la Agenda 2030, encomienda de todos los gobiernos, en cada ley o norma se debe apostar por un cambio de modelo vivencial y de desarrollo que asegure el futuro colectivo; el actual modelo de vida y desarrollo no sirve; la salida a la crisis global no puede hacerse por el mismo camino que se siguió para llegar a ella. En las fases de implementación, habrá que hacer explícitos los criterios y momentos de valoración de las acciones. Además, el gobierno ha de prever un órgano de vigilancia independiente, cuyas recomendaciones tengan carácter vinculante para todos los ministerios o departamentos. En todo este proceso de cambios productivos y ambientales considerables, se necesitará una comprometida dotación presupuestaria.

Lea el artículo completo en Heraldo de Aragón.




Todos sabemos que necesitamos un aire más limpio; pero quién se empeña en su búsqueda

La invitación -necesidad imperiosa, de beneficios enormes para nuestra vida cotidiana- la han lanzado muchas fundaciones, organismo y ONGs como puede ser la Plataforma X aire más limpio. Esta centra su incidencia en los ayuntamientos, como órganos de gestión más cercanos a los ciudadanos, principales perjudicados de que el aire de donde viven sea cada vez menos limpio. Porque se sabe que la contaminación del aire resta la esperanza de vida, porque entre todos algo podremos hacer, es la hora de decir: ¡Basta ya! Todos a la búsqueda de un aire más limpio. Empiece hoy a apagar algunos motores, a dejar su coche en casa y transitar en la ciudad con medios no contaminantes. Lea, y adhiérase a las propuestas de porelclima. Allí encontrará informaciones como el estudio State Global Air sobre cómo la contaminación afecta especialmente a los más vulnerables, niños, de los países más pobres. ¿De verdad que le da igual? No podemos creerlo. Celebre como se merece la Semana Mundial del Medio Ambiente.




Somos basura electrónica, engordando constantemente e incapaces de reciclarla

Decía un adagio muy empleado en otros tiempos que por sus (s)obras los conoceréis. La sociedad actual es “electrodependiente” y gestiona mal, fatal, aquello que la define en este campo. El robot que nos sustenta no tiene grabado en sus chips eso de reducir y recuperar para reciclar y darle un uso más eficiente; no entiende lo que significan las sobras. Quienes utilizamos la electrónica tampoco, según denuncian las agendas de la ONU: la basura electrónica (unos 50 millones de toneladas en todo el mundo) es la que más ha aumentado a escala mundial. Parece que solamente el 20% de este tipo de residuos se recicla, con las consiguientes pérdidas en calidad global del medio ambiente y recursos económicos; todo un derroche incomprensible, que según parece será creciente. ¿Cómo podemos seguir tan tranquilos ensuciando nuestra casa y tirando una parte importante de nuestra economía y recursos? Es hora de apostar por la economía circular electrónica. Por cierto, ¿Cómo lo hacen ustedes en su casa o en el trabajo?




El cambio climático se ceba mucho más con la gente de los países pobres

Todo lo que no mejora puede empeorar; adagio que se puede aplicar perfectamente al cambio climático, lo malo es que lo haga rápidamente. No estamos referiéndonos a una serie de parámetros físicos que introduzcamos en un programa simulador de futuro. Hablamos de personas, de su vulnerables vidas individuales y colectivas, que están cercenadas todavía más por la imparable transformación climática que soportan actualmente el planeta y sus habitantes. Los países pobres cercanos al Ecuador son cada vez más pobres debido al cambio climático. Mientras, paradoja injusta, algunos países ricos como Canadá y Noruega ven mejoradas sus economías. No se desanimen, sigan luchando por retener la esperanza colectiva en que esto cambie si todos ponemos algo de nuestra parte. Eleven sus quejas y demandas a sus gobiernos, empujen para que se declare la emergencia climática, pero de verdad, no como hacen algunos gobiernos que no asignan ningún recurso a conseguirla. Entérense de más dudas, peligros potenciales o riesgos reales, debidos a los trastornos climáticos en Inside Climate newsEn este asunto es conveniente conocer las responsabilidades nacionales, para no echar la culpa siempre a los demás.




El bolígrafo se posiciona en la batalla contra el plástico

De Ecoescuela abierta en El Diario de la Educación, 17 de mayo de 2019.

El mensaje más contundente del bolígrafo era su adhesión a una campaña para reducir el mundo plástico. En ella se propone que no se fabriquen bolígrafos de un solo uso y que se elaboren con plástico 100% reciclable, además deben instalarse contenedores para su recuperación en todos los centros educativos, asociaciones de barrios, papelerías, ayuntamientos, etc. Cada año se desechan unos 1600 millones de ellos en Estados Unidos de América –lo asegura la EPA, que es la Agencia de Protección Ambiental–, en China se fabrican unos 38 000 millones.

Pásense por una papelería o por la sección de material escolar de la gran superficie comercial, para fotografíar su plastificado estuchado y estudien esas imágenes, para ver si les dicen algo. Así podrán saber si predominan los de un solo uso y ver si portan o no instrucciones de reciclado o recarga; fíjense también si en esos comercios venden cargas para renovar una y otra vez su uso. Al final, el bolígrafo escribía con letras grandes, que no deben arrojarse al contenedor amarillo, que ha conocido una empresa, Terracycle, que los recoge y trata sus materiales; en su web informan de sus puntos de recogida, que en ocasiones están en colegios o ayuntamientos, y de la forma de hacérselos llegar si no se pueden llevar a esos lugares.

Seguir leyendo más en El Diario de la Educación




La batalla contra el “plástico maldito” no está ganada; más bien parece lo contrario

Estábamos casi hermanados con el contenedor amarillo; bueno, no toda la gente, hay que reconocerlo. Pero las cifras decían que sí, que en España se depositaban en el contenedor multifunción una buena parte de los residuos plásticos, metálicos y eso (sobre el 67 %). Esta bella acción llevaba implícito el pensamiento de que de una forma u otra tendrían un segundo uso, y así contribuíamos a aminorar el desastre que inunda tierras y mares y nos plastifica la vida. Nos habíamos acostumbrado a pensar que con dejarlos ahí, en el contenedor, se había acabado el problema, que la gestión de los mismos era impecable; pues no. Greenpeace acaba de publicar Maldito plástico: reciclar no es suficiente. Lean despacio: “Solo el 25,4% de los envases plásticos se recuperaron en España en 2016, según una media de los datos aportados por las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos, y las caracterizaciones de residuos que hacen estas administraciones. Una cifra que contrasta con los datos aportados por el Ministerio para la Transición Ecológica que lo eleva al 38% y que alcanza, incluso, el 77% para el conjunto de envases ligeros, si la cifra procede del gestor de bolsa amarilla Ecoembes”. Y aquí vienen las preguntas polémicas sobre la gestión de residuos: ¿Son creíbles los datos de los que disponemos? ¿Todo el material plástico que se deposita en el contenedor amarillo es reciclable? ¿Por qué no se dictan normas que obliguen a los fabricantes a que así sea? ¿Se emplean las empresas recicladoras como deberían? ¿Hace falta una vida tan plastificada? Aun hay más, lea el informe y documéntese también por otros medios. Sepa que la batalla parece que amenaza con estar perdida.

Atentos todos: no hay que dejar de reciclar, sino hacerlo más y mejor. Háganlo saber a todos, incluidas las administraciones. Difundan lo que aquí cuestionamos entre sus amistades. Invítenles a que lean también el artículo publicado recientemente en Público para profundizar en el tema. O ese de Ecoticias que titula Estrepitoso fracaso en la gestión de residuos plásticos en España.




Juego de tronos en “Insectilandia” o un “aliciado” país de las maravillas

Nos vamos a dedicar a revolotear por el mundo de los insectos. Porque se lo merecen, aunque nada más sea para “lavar” un poco la inadecuada imagen que muchos tienen en la cultura universal. Hay que conocerlos para respetarlos, mucho más para quererlos. Aunque la gente no llega a entenderlos del todo; será debido a que la vida de los insectos parece un compendio de batallas por la supervivencia y, a veces, un idílico mundo que podría acontecer en el país de las maravillas y encantar hasta a la Alicia de Lewis Carroll. Por eso nos apetece hablar de ellos.

Queríamos empezar resaltando que el masivo desplazamiento alado hacia las flores comenzó cuando las angiospermas aparecieron sobre la Tierra. Hoy se calcula que el 70% de los cultivos de uso humano en España dependen de ellos. Tanto que los científicos está muy preocupados por su posible desaparición, por su incidencia en la formación de las frutas y en el desarrollo de las hortalizas. Además del enorme beneficio general que nos procuran, se puede hablar de curiosidades; suelen impresionar más al alumnado y abren la puerta a nuevos intereses y conocimientos. Comencemos hablando de maravillas aladas, de esos viajes extremadamente largos (4000 km), si tenemos en cuenta la energía que pueden acumular, de seres tan diminutos como las mariposas monarca, famosas en Norteamérica por su millonaria eclosión multicolor. Que conozcan quienes no valoran mucho a los insectos que hay una diminuta libélula, de unos 4 cm, que es la reina del desplazamiento, pues recorre 7000 km entre la India y África con una sola intención: tener la humedad necesaria para reproducirse. Perpetuar la especie está en el ADN de todos los insectos, lo particular no cuenta para ellos.

Seguir leyendo en Ecoescuela abierta de El Diario de la Educación.




Cada vez acabamos antes lo producido por el planeta en todo el año. ¿Que pasará cuando se acabe la despensa?

Si todas las personas del mundo fuesen tan derrochadoras de lo ambiental como los ciudadanos de la Unión Europea, hoy, 10 de mayo,  acabaríamos todo lo producido por el planeta durante 2019, según un nuevo informe de WWF y Global Footprint Network; en España el 25 de mayo ; se necesitarían unas 2,8 tierras cada año para satisfacer las necesidades de unos ciudadanos que nos creemos ejemplares. Tiene el cuadro representativo en la página 7, y la evolución anual en las páginas 14 y 15. Sepa que en la UE utilizamos el 20% de la biocapacidad mundial y solo somos el 7% de la población. Seguro que algo siente al leer esto: incredulidad, pesadumbre, resignación, indignación, o nada. En cualquiera de los casos, algo debe hacer, incluso si es indiferente a lo que sucede a su alrededor. Mira a la gente que vive cerca de usted; imagine si sienten o no algo. Quizás no conozcan la noticia. Comuníquesela y pónganse de acuerdo en lo que van a hacer. Eso sí, dense prisa porque los científicos no dejan de decirnos que la posibilidad de vivir tan despreocupadamente como hasta ahora, los ricos claro se acaba; y las consecuencias no solamente las sufrirán los pobres de cerca o de lejos. ¿Qué todavía no sabe bien lo que significa la huella ecológica? Mal vamos.




La biodiversidad se encuentra amenazada de extinción por la acción humana

Cada día que pasa la riqueza natural disminuye, se encuentra al borde de la sexta extinción masiva. No ocurre esto por la propia entropía de la biosfera, sujeta siempre a cambios más o menos drásticos de las características físicoquímicas del planeta. Esta vez la acción humana es la que ha colocado a un millón de especies al borde de la extinción. Lean lo que dicen los científicos del IPBES ( Intergovernmental Science-Policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services); algo así como el observatorio mundial de la biodiversidad. Hay gente que no le da importancia a este hecho, argumentando que el lugar que unas especies ocupan lo encontrarán otras, que la malla ecosistémica ya se recompondrá. Habrá que decirles que los cambios son tan rápidos y profundos que no da tiempo a que las redes tróficas se resitúen. Los huecos de biodiversidad pueden conducirnos a escenarios tenebrosos, que seguro afectarán también a los causantes del desastre: la entera humanidad y su apropiación de todo el planeta. Lean también cómo estamos perdiendo la red de la vida. Todo en nuestra vida es parte de una compleja malla, con persistentes presiones entre los nudos y nexos. Ahora con más intensidad y rapidez que nunca. ¡En algún momento habremos de limitar nuestra influencia negativa! Atención a lo que cada día oímos y hacemos.




El agua de la vida, la vida del agua; siempre hay historias para (pre)ocuparse bastante más

El agua es vida, la vida del agua es difícil en un sistema cambiante, con un clima desbocado que se revuelve sobre sí mismo acuciado por las tropelías de la especie humana. ¡Ya tenía bastante con sus incertezas! El nuevo ciclo del agua resulta afectado en su calidad; siempre ha sido agua que se usa de maneras diversas y parecidas en cada lugar y país, en los hogares, por eso acumula basura en ríos y mares. Todo lo cual, y nos hemos dejado muchas cosas, nos lleva a preguntarnos: ¿Qué significa una buena gestión del agua? De esto y de bastantes más historias sobre el agua puede informarse en la página de la Agencia Europea del Medio Ambiente. Le servirá para mantener una actitud crítica ante sus comportamientos y compromisos. Si los maneja bien, si logra disminuir su consumo domiciliario del agua o el de su empresa, ¡enhorabuena! Siga adelante e intente difundir los mensajes. Cada vez cuesta más restituir al agua sus cualidades originales.

También hay que mirar las noticias del mundo del agua, sirve para reconocer esa agua de vida en forma de garrafas dejadas por activistas humanitarias, que son condenadas por auxiliar a quienes sufren el denigrante paso del desierto americano en busca de otra vida. ¿Qué hay de aquello que se decía del derecho humano al agua y saneamiento?, más ahora con eso del cambio climático. Por cierto, ¿Han oído hablar de planes de choque ante la sequía actual y la que seguramente se hará estructural en la España venidera? Eso ya es otra historia de la que nadie sabe, nada cuenta.

Si pudiera hablar, ¿Qué pensaría el agua de todo esto? Mírenla en ríos y mares, también cayendo de los grifos de su casa o de la cisterna del váter; hay ciertos mensajes para los cuales no hace falta palabras.