Ecología

El futuro del mar tiene mal color, el sabor amargo y el olor quebradizo

Publicado el

Acabamos de enterarnos de que el Gobierno del Reino Unido dispone de un reciente informe “El futuro del mar” (en inglés) en el que se habla de cuestiones tan actuales como: la biodiversidad marina y sus incertidumbres, el porvenir del Ártico debido a la aperturas de rutas casi permanentes para atravesarlo, el calentamiento y la acidificación del agua, los productos químicos que ahogan los mares y otros contaminantes físicos que los enturbian, el ascenso del nivel del mar, las afecciones de las autopistas marinas, la contaminación plástica y la exposición de las poblaciones costeras a nuevos retos de supervivencia. Otros ven el oscuro porvenir desde ángulos diferentes: El futuro está en el mar. Habrá que despertar y caminar hacia nuevas propuestas de vida; necesitamos otro mar. Entérese de las acciones de la campaña Océanos de Greenpeace y otras de Ecologistas en Acción para “limpiar” el mar. Aun se puede detener una parte de su deterioro.

Receta para ser ciudadano-a saludable y no lastimarse en el intento

Publicado el

El Instituto de Salud Global de Barcelona nos ilustra qué hay que hacer, cómo ser ciudadano-a con salud en las enfermas ciudades, incluso métodos para sanarlas en su “5 Claves para ciudades más saludables“. Apunten: entender que el aire contaminado y actuar en consecuencia, protegerse del creciente ruido con el que la ciudad nos maltrata, disfrutar de los espacios naturales de forma cotidiana y llevar a nuestra familia con nosotros, desarrollar actividades físicas de forma regular y mejor si se realiza en espacios saludables, protegernos de temperaturas inadecuadas. Al final, las claves que el ISG nos dice se podrían resumir en: “Atendamos a las claras evidencias científicas: la vida urbana actual puede llevar asociados graves impactos negativos en nuestra salud. El simple hecho de vivir en una ciudad no debería entrañar esos riesgos para nuestra salud, sobre todo porque son perfectamente evitables”. Por cierto, los niños, las personas mayores y quienes sufren determinadas patologías están más expuestos que nadie. Protegerlos es una tarea colectiva. Anádanse a las iniciativas saludables que seguro existen en su ciudad.

Si la península Ibérica fuese África climática, ¿qué seríamos nosotros? Acaso “hispafricanos” migrantes

Publicado el

No es descabellado afirmar, ya se decía en 2015, que la península Ibérica en cuestión meteorológica/climática se parece cada vez más al norte de África, incluso en algunos momentos la suplanta, como sucedió con la megaola de calor de 2017. En esos momentos nos da por pensar cómo sería nuestra vida, si la convivencia social sería igual, si la economía marcharía por los mismos cauces, si se producirían migraciones masivas dentro del Estado o hacia otros países europeos menos cálidos. Ante la incertidumbre en la que nos colocan las anomalías térmicas solo nos queda prever lo que puede pasar, adaptarnos poco a poco, mitigar nuestras actuaciones que pueden deteriorar el clima, pues sabemos que España se halla situada en un punto crítico del cambio climático. Por cierto, ¡seríamos nosotros africanos o refugiados?

La escuela grita; será que los decibelios la han ensordecido

Publicado el

ECOESCUELA ABIERTA  de El Diario de la Educación 

Las escuelas hablan, cantan, ríen y lloran en una mezcla no programada. Dentro de ellas fluyen voces diversas que muestran episodios concretos y comportamientos consolidados; tanto es así que podrían ser magníficos centros de investigación sobre el sonido y la comunicación en nuestra sociedad. Sonidos que van y vienen, a veces sin escucha; unos suenan mejor que otros, algunos mandan más. Los más numerosos los emiten preferentemente los escolares. Los hay graves y agudos pero dominan estos últimos debido a la longitud de las cuerdas vocales de los más pequeños; en los centros de Secundaria la cosa cambia. La coincidencia de tantos sonidos –de frecuencias, volúmenes y tonos tan diferentes– convierte las conversaciones en murmullo, incluso en ruido, que es más o menos el sonido no deseado. La escuela es ruidosa por naturaleza mientras en las clases se anhela el silencio; así opinan muchos profesores.

Pero los ruidos llegan a la escuela desde todos los lados. Seguir leyendo en El Diario de la Educación.

Ensojados transgénicos desde las carnes hasta la sopa; Europa vive en el intencionado despiste alimentario

Publicado el

En este mundo globalizado casi nada es lo que parece, tampoco en la cuestión alimentaria. Hace unos años se publicitaron las propiedades de la soja. En particular se decía que reducía el colesterol y era cardiosaludable. Eso sí, debía de ir acompañada de una dieta saludable y un estilo de vida adecuado. Luego se defendió la sustitución de las proteínas cárnicas por las de esta legumbre. También se habló de la leche de soja, y se comparó con las de origen animal. Ahora nos hemos enterado que sí pero no se sabe si es buena totalmente. ¿Por qué? Parece ser que buena parte de la soja que alimenta los animales europeos tiene una elevada carga ecológica en los países que la producen y nos la venden; Argentina y Paraguay por ejemplo. Lo que algunos han titulado como “La crisis evitable: la catástrofe medioambiental de la industria europea de la carne”. Así pues, con tanto comercio al final no nos enteramos de qué es ni cómo se produce lo que comemos. Y además una buena parte de ella es transgénica, para bien de unos y para mal de otros. ¿Será el signo de los tiempos?

La migración climática a punto de romper el tapón. ¿Qué hacer para amortiguarla/ conducirla/ aprovecharla?

Publicado el

El mundo es un complejo sistema de intereses sociales que sigue pautas marcadas o no. Reacciona ante situaciones límite con resultados a veces poco manejables. Así ha sido a lo largo de la historia en el caso de las masivas migraciones y lo será mañana. El Banco mundial advierte de que puede producirse una migración de unos 140 millones de personas para 2050 debido a los estragos producidos por el cambio climático. Nos gustaría que las palabras de la directora general del Banco Mundial “Tenemos una pequeña oportunidad antes de que los efectos del cambio climático se intensifiquen, de preparar el mundo para esta nueva realidad”, se convirtiera en la hoja de ruta de la existencia colectiva y de las decisiones de los gobernantes de todo el mundo, incluidos los miopes y descarados países ricos, que se han encargado de sumir en un limbo legal a quienes deben abandonarlo todo en sus lugares de origen si quieren preservar al menos la vida. Quienes todavía duden de la magnitud del problema pásense por la Web Migraciones climáticas impulsada desde Ecodes.

Un viaje a las Galápagos en busca de conocimiento y aventura tras los pasos de Darwin

Publicado el

ECOESCUELA ABIERTA  de El Diario de la Educación 

Hacer un viaje virtual, vía Internet, a las Galápagos, puede ser un buen enganche para el alumnado, para hablar del currículo. También para tratar temas como el turismo y su impacto en el medio ambiente.

Siempre me han atraído esas islas, desde chico; será por el nombre tan llamativo que tienen, porque no es normal llamar a una isla como un animal. Por eso en mis años de escuela me entretenía en buscar las de este estilo en los topónimos. Así encontré las caribeñas Caimán, Anguila, Alcatraz y Tortuga –después he sabido que hay otra Tortuga costarricense en el Pacífico–, y así otras más.

La maestra decía que el archipiélago de las Galápagos estaba situado en las proximidades del Ecuador; otro misterio para los primerizos estudiantes de la geografía. Nuestra comprensión se limitaba a imaginar una línea (o algo) tan grande que dividía el Planeta en dos mitades similares, que luego comprobábamos que no se parecían del todo. Seguir leyendo en El Diario de la Educación.

Ecología de camiseta; las marcas se apuntan a la preservación de la biodiversidad

Publicado el

Lacoste, sí la marca que porta el caimán gigi verde desde hace 85 años, acaba de acercarse a UICN y ha decidido que a la mítica silueta la acompañen, o sustituyan, otras diez especies en peligro de extinción. Una buena idea, al margen del márketing que sirvió para que las camisetas con los nuevos logos se agotasen en 24 horas, que podrían emplear otras grandes marcas para hacerse más ecológicas. Incluso esta moda se podría extender a las televisiones y otros medios de comunicación, que si obrara un milagro se podían convertir en conservacionistas. Aunque es una pena que las especies señaladas y otras muchas que se encuentran amenazadas no puedan verse retratadas, o ni siquiera vean que sus semejantes siguen vivos. Por cierto, atentos los consumidores: no todo se limpia con logos ecológicos o proteccionistas.

Se nos acabó el contento “ozónico atmosférico”; la capa que nos protege se debilita en latitudes menores

Publicado el

El ozono va y viene a su antojo; bueno, realmente no. Hemos oído hablar del ozono de nuestras calles y ciudades, que nos encargamos de incrementarlo día tras día, como alertaba una noticia publicada en el periódico El País hace más de 27 años. Desde entonces hemos oído hablar muchas veces de este gas y sus repercusiones para la salud, lo hemos visto iluminado en los paneles de contaminación ambiental de las ciudades y nos han explicado cómo se genera. Pero el problema cada vez va a más. Nos habíamos congratulado de que la capa que forma el ozono atmosférico, no es el mismo que el anterior de las ciudades, se hubiese fortalecido en las zonas polares – recordarán el protocolo de Montreal que puso límites a los temibles CFC- pero ahora nos enteramos de que se ha debilitado en latitudes medias, allí donde más gente y más seres vivos se agrupan. Mientras, el Gobierno de España sigue inactivo, como denuncia Ecologistas en Acciónque ha interpuesto un recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional. Por cierto, los científicos nos recuerdan que nosotros podemos hacer bastante para limitar su generación.

La epopeya de los incrédulos: ni caso a lo del cambio climático, pase lo que pase

Publicado el

La Declaración de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2017, incluye información detallada para la reducción del riesgo de desastres, para el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático. Hay que saber que durante 2017 se registraron temperaturas medias mundiales de alrededor de 1,1 °C por encima de los niveles preindustriales; de hecho el periodo entre 2013 y 2017 supone la media quinquenal más elevada jamás registrada. Otro dato alarmante: los nueve años más cálidos jamás registrados se han dado a partir de 2005 y los cinco más cálidos de todos ellos a partir de 2010. Además, “durante el último cuarto de siglo, las concentraciones de CO2 en la atmósfera han aumentado de 360 partes por millón (ppm) a más de 400 ppm, y se mantendrán por encima de ese nivel durante varias generaciones, por lo que el planeta enfrentará un futuro más cálido y una mayor cantidad de fenómenos meteorológicos, climáticos e hidrológicos extremos”. Sigan leyendo el resumen del informe y piensen si no habremos da hacer algo urgentemente, si no estamos en un periodo crítico. Los incrédulos/perezosos del cambio climático llevan camino de verse atrapados en la espiral climática. ¿Se encuentra entre ellos?

Hay vida sin nucleares ni carbón, según Greenpeace. Costa Rica ya lo hace solo con renovables

Publicado el

Greenpeace acaba de presentar el informe “Único sentido: 2025 sin carbón ni energía nuclear”, en el que concluye que técnicamente es posible sustituir la potencia nuclear y de carbón en 2025 sin tener problemas de cobertura de demanda ni de la estabilidad de frecuencia. Claro que el asunto no estará nada claro para las compañías eléctricas ni para los gobernantes que las sustentan. Pero por ahí ya hay ejemplos que lo demuestran. Tomen nota: Costa Rica alcanzaba 271 días de consumo eléctrico totalmente renovable (2016), y generaba el 99,62 % de su producción total en 2017. En España hemos tenido varios ministros de Energía que odiaban las renovables. ¿Alguien sabe por qué? Especulaciones hay varias. Al tiempo, los partidos políticos están ocupados en pelearse entre ellos y olvidan que la energía puede llegar a ser una amenaza social. Por cierto, si quieren saber algo más del asunto dense una vuelta por la isla canaria de El Hierro.

Carreras de coches hacia el cambio climático: Seat gana a Toyota mientras el resto se pregunta qué hacer

Publicado el

Es por todos conocido que una parte importante en la contaminación del aire la originan los coches que usan diesel, que esa contaminación tiene algo que ver en el cambio climático y en los problemas de salud de los ciudadanos. Por eso, varios países los van a prohibir pronto y algunas ciudades limitan su circulación. Los fabricantes de vehículos han iniciado una carrera frente al cambio climático; pero no todos. Mientras Toyota Europa dejará de vender coches diesel este año, Seat no parece haberse enterado de los peligros que comportan, y carga contra el también contaminante transporte público y de mercancías; a la vez promociona un coche híbrido gas-gasolina y su casa matriz, Wolkswagen lanza mensajes eléctricos. Propuesta para el debate: ¿Cómo vivir dependiente del vehículo privado y no intoxicarse respirando los gases que emite?

El último que salga que apague la luz; mañana también se tiene que alumbrar el planeta

Publicado el

ECOESCUELA ABIERTA  de El Diario de la Educación 

Dicen que ayer 25 de marzo fue la Hora del planeta, cuando este se apaga un poco para pensar. Cada cierto tiempo la NASA publica una foto nocturna, que es muy reproducida, con las zonas terrestres más iluminadas. La imagen atrae; es plástica y sugerente. Sin duda porque señala puntos de luz y esta se asocia a vida, también a señal de esperanza. Por lo que sea, la más pequeña luminaria ejerce sobre nosotros una seducción especial. Seguramente este hecho tendrá raíces culturales que se sustenten en la mitología -como puede ser el dios Ra egipcio, la influencia de Heindall en el norte de Europa-, la luz divina de la religión cristiana o el Sol de los aztecas o mayas. Esa claridad supone en muchos casos la salida de las tinieblas y la resolución de lo incógnito. El “hágase la luz” viene ya del Génesis y ha tenido un largo recorrido; normal que se la relacione con la sabiduría. Sea por lo que fuere, la presencia de la luz acuna nuestros sentimientos y nos disimula la cotidianeidad de las cosas. Además, durante mucho tiempo –ahora se cuestiona- el consumo de luz y energía se asoció a la mejora de las condiciones de vida, incluso hoy es una de las variables económicas para demostrar si un país marcha o se encuentra en recesión.
Por eso no es extraño que también en los centros educativos se rinda un pequeño homenaje a luz: cuantas más lámparas y fluorescentes haya activados mejor. Seguir leyendo en El Diario de la Educación.

Convertir España a la energía limpia costaría menos que la indemnización por el (no)almacén Castor

Publicado el

Greenpeace ha resuelto la ecuación: indemnización “castoriana”= España energéticamente limpia + unos 200 millones. La España energéticamente limpia (sin carbón ni nucleares en 2025), según Greenpeace que se apoya en un análisis del Instituto de Investigación Tecnológica de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Comillas-Madrid, costaría unos 1181 millones mientras que la indemnización por el (no)almacén supuso 1700. Lo cuenta eldiario.es.

La mejoras de abandonar estas energías a medio plazo las notaría la salud de la gente y del planeta. Pero hay más razones para proponer la eliminación del carbón en 2050, objetivo de una veintena de países firmantes de la Alianza para el abandono del carbón. El ministro de Energía de España va por otro lado, el señor Nadal ha anunciado este lunes que el Gobierno tramitará una ley para frenar cierre de plantas (sic). Otro tanto cabría decir de la nuclear. Pero aquí los debates serios sobre la energía apenas iluminan el intelecto político y sumen en el sopor a la sociedad. Una vida ambientalmente más acertada no se plantea siquiera como hipótesis.

Agua poliédrica en un mundo divergente, a escasos pasos de sentirse desdichada

Publicado el

El agua de las muchas caras, pintadas de apetencias varias. Casi siempre mía, pocas veces tuya y casi nunca globalmente nuestra, que cae del cielo y viene a la tierra regalada, pero cada vez es más cara y se percibe escasa. Agua limpia a la que todo se pega, incluso las plegarias hasta que se volvió sorda; invocada por todos los habitantes de la Tierra que gritan fuertemente: ¡Agua! Poseedora de bichos pequeños y anhelada también por los grandes. Agua que sube y baja, regalada y comerciada, libre y gestionada, escapada del presente y ninguneada para el futuro. Agua para contar ríos de literatura, proveedora de manantiales oníricos. Agua celebrada cerca y lejos, olvidada cerca y lejos, venerada y respetada por dividida y restada. Agua biodiversa en su complejidad, en su devenir temporal y espacial. Agua de goterones y fina, caprichosa en sus viajes, creadora y catastrofista, que separa tierras y une continentes, que baila con el viento por el aire y con la tierra sobre la pista del suelo quebrado. Agua presente que calienta y deja fríos, y agua virtual; ambas a punto de colmar el vaso o de vaciarlo. Simplemente agua.

P.D.: Dicen que hoy es su día, como si el calendario poliédrico fuese manejable, pero un pensamiento amable a nada/nadie viene mal, al menos atempera la desdicha. Pueden leer el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos HÍdricos 2018 “Soluciones basadas en la naturaleza para la gestión del agua