Ecología

La tasa de reciclaje de los residuos domésticos falla en España, como muchos de los compromisos ambientales

Publicado el

El miércoles 15 pasado era el día indicado para pensar en el reciclaje. En 2008, la UE se había fijado el compromiso de reciclar en 2020 la mitad de todos los residuos domésticos. Observen los datos más actualizados, año 2015 y verán en qué parte del trayecto nos encontramos. Varios países avanzan bien en este cometido, incluso algunos como Alemania, Austria, Eslovenia, Bélgica o los Países Bajos ya lo superan. España recicla ahora menos que en 2008, según Eurostat. Tampoco se hace muy bien el asunto de la valorización de los desechos orgánicos (71 kg por habitante mientras Austria llega a 175). Claro que hay datos positivos pues en la producción de basuras no estamos mal (474 kg/hab/año frente a los 789 de los daneses). Para consolarnos podemos compararnos con los franceses, que tampoco lo hacen muy bien

La desidia energética es una fuente de estupidez renovable

Publicado el

El desamor del Gobierno de España por las energías renovables se mezcla con la desidia generalizada de ellos mismos y del resto de los implicados en descarbonizar nuestra vida. Cómo entender si no que la proporción de electricidad procedente de energías limpias siga cayendo. Si en 2014 la electricidad generada con energías limpias supuso casi el 43 %, en este año apenas llegaremos al 35 %, y no solo ha sido debido a la falta de generación hidroeléctrica por la escasez de precipitaciones. Si así fuera, este sería un argumento de peso para darle la vuelta rápidamente al hecho de que desde 2013 no se ha invertido en nuevas instalaciones de energías renovables. ¡No pasa nada!, ya lo pagarán los usuarios con su bolsillo y con la salud. Por cierto, prepárense para pagar las multas que le van a caer al Estado por las chapuzas de los paneles fotovoltaicos y similares.

Sigue la escalada del clima extremo: el año 2017 lleva camino de ser todavía más caluroso que los anteriores

Publicado el

Ya cansa hablar siempre de lo mismo; da la impresión de que las palabras se queman al pronunciarlas o escribirlas. Habrá que pronunciar otras, no sabemos de qué calidad. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) denuncia que: el año 2017 va camino de ser uno de los tres años más cálidos, con registros de tiempo extremo sin precedentes. ¿Qué consecuencias tiene?: el calor acumulado en los océanos es más alto que nunca, el septiembre se ha superado la cifra del número de ciclones, el nivel del mar sigue aumentando, etc. Lean el Informe de la OMM referido a 2017 en donde se destaca el impacto sobre la seguridad humana, el bienestar y el medio ambiente. Los mandatarios mundiales siguen buscando remedio en Bonn, los ciudadanos se las arreglan como pueden, pero nos tememos que si la cosa sigue igual esto tiene mal arreglo.

 

La ambición climática se demuestra con hechos; no sirve firmar muchos papeles o taparse oídos y narices

Publicado el

Ahí los tenemos reunidos otra de nuevo, esta vez en Bonn. La COP23, ¿A cuántas llegaremos antes de darnos cuenta del desaguisado climático que estamos provocando?, busca que todos países, gobiernos y ciudadanos ampliemos nuestro nivel de ambición. ¡Ahí es nada!, pero claro, siempre es bueno que nos lo recuerden. Escuchen estos mensajes a ver si les suenan: los huracanes, incendios e inundaciones de este año son solo las últimas advertencias devastadoras y el anticipo de lo que está por venir; cada vez hay más desastres climáticos que no respetan fronteras; debemos reducir urgentemente la emisión de gases de efecto invernadero, y así tendremos un futuro viable, más bien es el último que nos queda. Replique un simulacro de la conferencia en su casa y piensen entre toda la familia cómo llevan el asunto. Si se animan amplíen la charla a su centro de trabajo. ¡Suerte en el empeño!, pero recuerde que en las cuentas del cambio climático entramos todos, por activa y por pasiva.

Los conversos ambientales tienen pensamientos efímeros; incrédulos como son, acabarán por asfixiarnos a todos

Publicado el

En esto de la contaminación del aire hay gente despistada, que no llega a percibir que respirar se está convirtiendo en una aventura de alto riesgo. De vez en cuando, si es ciudadano-a deja su coche en casa. Otras veces, se hace cientos de kilómetros durante el fin de semana para respirar aire “puro”, como si lo almacenara en depósitos para pasar la semana; en el día a día no tiene problemas para sentarse en una terraza al lado de un vía atestada de tráfico. Si es autoridad, parchea su incredulidad con prohibiciones de circulación, durante poco tiempo y soportando las iras de los incrédulos ciudadanos que antes parecieron conversos. Pocos quieren reconocer que es el modelo de vida el responsable de nuestra mala salud ambiental y personal, que es urgente descarbonizar, y mucho, el transporte y más cosas. Hace casi dos años asistíamos a una pelea absurda en la capital del Reino sobre la prohibición de los vehículos diésel. Así pasan los días, y el mundo adormece sus pesares. ¿Hasta cuando?

Las preocupadas mentiras contaminantes acabarán haciéndonos irrespirable el aire; que es la vida

Publicado el

Nuevo récord histórico en la concentración en la atmósfera de dióxido de carbono (CO2). Lógico, pues esta concentración no ha parado de aumentar desde que se tienen registros,, a principios de los años sesenta de este gas de efecto invernadero. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) advierte de un “aumento peligroso de la temperatura global”. El año pasado se soportó una concentración atmosférica de 403,3 partes por millón (ppm). Mientras, aquí estamos la sociedad y los gobiernos quietos, ajenos a cómo será el infierno climático. Porque en la composición de aire ya hay fenómenos que lo varían, como puede ser “El Niño”, según avisa el GCP (Global Carbon Project). fenómenos que no podemos dominar pero hace falta ser lerdos para contaminarnos el aire nosotros mismos y de paso matarnos lentamente. Los buenos intentos firmados en París en 2015 son insuficientes; nos encontramos en una emergencia global. Por cierto, el Gobierno español no hace aquello a lo que se había comprometido, ¿Y usted? ¡Qué pensarán de nosotros nuestros nietos!

La Agenda 2030 va despacio; acaba de crearse la Comisión que debe implementarla

Publicado el

Se sabe desde hace dos años que hay que implementar los ODS (Objetivos para el Desarrollo Sostenible), pero aquí esas cosas nunca corren prisa. Ahora se ha creado la comisión interministerial que debe impulsar nuestros deberes. No sabemos cómo van a hacer ese informe. Antes deben presentar su declaración de intenciones, en julio de 2018, en el Foro de la ONU. Unicef, Oxfam Intermón y WWF le han recordado al Gobierno, en su propuesta Agenda 2030: una oportunidad para las personas y el planeta, unas 60 metas y 95 indicadores que España debería abordar y medir en su informe, otras muchas ONG también le apremian. Estén atentos y desde su posición demanden la hoja de ruta que, con sus imperfecciones, es lo mejor que tenemos para mejorar un poco el futuro.

Contaminación y salud se contraponen; así se alteran nuestras vidas

Publicado el

La reciente publicación en la prestigiosa revista The Lancet debería suponer una reacción inmediata de los gobiernos y los ciudadanos ante un tema que nos envenena. Unos y otros no entienden que la muerte silenciosa que provoca la contaminación es acumulativa. ¿Sabían que una de cada seis muertes es por contaminación? En estos dos enlaces (aunque el de la revista es un resumen ejecutivo en español) encontrará toda la información que necesita, pero tiene mucha en la red solamente con hacer una búsqueda que una las dos palabras. A partir de ese momento actúe; también encontrará en Internet muchísimos consejos de gente que ya se ha puesto en marcha.

El en(t-c)ierro de la sardina; tan lejos en su tradicional origen y a la vez tan cerca

Publicado el

Un grupo de expertos, el ICES (Consejo Internacional para la Protección del Mar),  ha recomendado a la UE la “captura cero” de sardinas en 2018 en el Atlántico y en el Mediterráneo, a la vista de que los programas de capturas limitadas vigentes no han conseguido que la especie se recupere. El encierro de las sardinas en mares protegidos ante las apetencias de las empresas conserveras y de los pescadores es la única manera de evitar su entierro. Por cierto, en Portugal, allí donde el pescado es un alimento muy extendido, están llorando ante el entierro de la sardina, por eso algunos están muy enfadados con el asunto. En España llevan un montón de años enterrando a la sardina, por los días del Carnaval; Goya lo vio de una manera muy particular.

El “homo detritus” inventa nuevos artilugios para limpiar su nido

Publicado el

Dicen los agoreros que por el 2050, más o menos, por las aguas transitarán más plásticos que peces; que fumigadas por semejante presente y la falta de alimentos, el 70% de las aves marítimas han desaparecido en los últimos 60 años; que las especies  amenazas por la contaminación aumentan sin cesar. Lean las estadísticas de la UE sobre este tema y se convencerán de que el asunto es grave. Hace unos años se difundió en las redes “De Homo consumus a Homo responsabilus“, que tuvo una buena difusión. Pero su empeño evolutivo no se ha visto respondido. Por eso hay gente que se preocupa por el tema y quiere instalar algo así como papeleras en el mar y está dispuesta a trabajar en la brigadas de barrenderos. Conocer lo que hacen no cuesta nada, y si alguien se anima incluso puede colaborar ojeando lo que pasa y transmitiéndolo con su móvil. Pues eso; si tiene curiosidad por ver los países más y menos guarros aquí tiene unas cifras.

Las zonas periglaciares europeas desaparecerán. ¿Estaremos preparados?

Publicado el

En este asunto ni siquiera cabe el beneficio de la duda. Los científicos que investigan el asunto saben con casi plena certeza que la disminución de estas zonas será drástica en 2050 y casi total en 2100. Estas situaciones tendrían un gran impacto en los paisajes y en la biodiversidad actual pero además podrían provocar “reacciones” climáticas complejas, procesos que pueden amplificar o disminuir, cerca o lejos, los efectos del cambio climático. Por cierto, ocurrirán independientemente de lo que hagamos ahora en la reducción de gases de efecto invernadero; el mal ya está hecho. ¿Y después? Algo habrá que hacer para mitigar los efectos y adaptar al conjunto social de los nuevos tiempos. Por cierto, todavía hay gente que lucha contra la evidencia del cambio climático. ¿Qué hacer para convencerlos? ¿Decirles que también los glaciares de Asia se derriten por el cambio climático? No sé si eso les hará entrar en razón. 

Cada vez hay más españoles que respiran aire ozonizado. ¿Lo desconocen? No será por no insistir

Publicado el

No se sabe si lo conocen y les da igual, o desconocen los daños que pueden sufrir si respiran aire con altos niveles de ozono. Actualmente, más del 81% de los españoles se mueven en este escenario. Da lo mismo que Ecologistas en Acción diga año tras año que la situación empeora, que ahora ya son 38 los millones de españoles que respiran aire con niveles de ozono superiores a los que recomienda la OMS. Se sabe que el ozono troposférico se forma por la combinación de otros contaminantes a causa del tráfico rodado, las centrales termoeléctricas y determinadas industrias –siguen a lo suyo, los unos utilizando cada vez más sus coches, los otros quemando carbón o sin limpiar sus aires-. Además la meteorología, cada vez con veranos y primaveras más cálidos, empeora la situación; mucho más en determinados lugares. Sin embargo, poco efecto tienen las denuncias de que faltan planes nacionales que luchen contra el aumento de este ozono. Aquí seguimos esperando que pase el tiempo, protestando si algún ayuntamiento como Madrid limita el tráfico; mientras, doce comunidades autónomas siguen sin planes de mejora de la calidad del aire. Ciudadanos: ¿Para cuándo la disminución del tráfico rodado para dejar de morir viviendo?

El monte se quema, herido por unos y olvidado por la incompetencia de todos

Publicado el

Arden California, Portugal y Galicia. La imágenes nos sobrecogen por unos momentos, o días. Nos preguntamos si muchos de los fuegos han sido provocados y no encontramos calificativos para la gente que prende la mecha. Después vendrá la rutina que apagará los rescoldos de la indignación. Volveremos a olvidar que, al margen de los que provocan los pirómanos, los incendios son una evolución natural. Pero muchos los atiza la dejadez de la administraciones, que reduce los recursos preventivos, y de los ciudadanos -olvidamos que vivir rodeados de monte tiene sus riesgos; también que lo que es de todos merece una atención individualizada-. Se nos pasará por alto que la meteorología hace tiempo que dejó de hacernos caso, despistada todavía más por la contaminación del aire y la transgresión de las corrientes marinas. Ni siquiera episodios como estos, que no se vea Galicia desde el cielo o que la gente no pueda salir a la calle, nos despiertan del sueño complacido del dominio de la naturaleza. Seguiremos colonizando territorios y construyendo nuevas urbanizaciones a la sombra de los bosques o buscaremos el aire reparador que estos fabrican. Nuevos incendios vendrán si vuelven a coincidir calor, sequía, vientos y eucaliptus como ha sucedido en Galicia; aunque se persiga a los pirómanos que no les importa que todo muera. Nos echaremos las culpas los unos a los otros; al final todo seguirá igual y nos reconfortará el pensamiento de que la sequía que padecemos en la península Ibérica es un castigo bíblico, y ante ella poco podemos hacer, salvo mirar al cielo y rezar para que no pase a nuestro lado.

NECROLÓGICA DOLOROSA, DE OTRO MUNDO, DESCONOCIDO: 315 muertos en Somalia y más de 300 heridos tras los atentados terroristas del sábado en la capital. ¿Se habían enterado? Pilla lejos y los medios de comunicación occidentales tienen otras prioridades. 

Educación para la Sostenibilidad, el penúltimo intento de aprender de la crisis planetaria

Publicado el

El pasado martes 10 de octubre fue presentado en la Fundación Alternativas el informe Educación para la Sostenibilidad en España. Reflexiones y propuestas en el que hemos hecho un repaso rápido del tránsito desde la Educación Ambiental hasta la Educación para la sostenibilidad (EDS). Queremos llamar la atención de que en la situación de emergencia planetaria en la que nos encontramos no valen ya las componendas más o menos ambientalistas; se necesita, además de otras muchas actuaciones, un cambio fundamental en los sistemas educativos de la enseñanza no universitaria y universitaria. En la primera proponemos una apertura de los currículos a los problemas del mundo, buscando la participación de toda la comunidad educativa en la acción proactiva; incluso nos atrevemos a sugerir la configuración de una asignatura “Ciudadanía para la sostenibilidad”, Sus contenidos serían abiertos, flexibles, progresivos, construidos en trabajos colaborativos, esenciales para restañar las profundas heridas ambientales y sociales, comprensivos con el territorio y sus elementos, críticos con los modelos de vida, y más cosas. Para la segunda resaltamos la necesidad de que todos los universitarios cursen una materia similar, pues quienes han de manejar desde administraciones y empresas el futuro deben replantearse el contexto que ahora mismo lo prepara; también pedimos que la universidad se aproxime a los problemas de sostenibilidad y se acerque a la sociedad para explicárselos. En la mesa redonda que acompañó a la presentación, el profesor Ángel Gabilondo animó la intención transformadora de la EDS apelando a que “con Educación no sabemos si será posible, sin ella estamos seguro de que es imposible”.

Dame la lata y te haré con ella un poema de la vida, pues lo pequeño también puede ser hermoso

Publicado el

Si les digo que resisten sin degradarse más de cien años, según su composición; que albergan alimentos de todo tipo en líquidos áureos como el aceite de oliva; que cuando dejan de ser y caen en el contenedor adecuado se recuperan sus materiales en un 85%, por eso son las reinas del reciclaje; que son universales y en muchas regiones valen para muchos usos; que es una de las reinas del supermercado; que alguna es tan delgada que casi valdría para ilustrar un ejemplo del ahorro de materiales; que hay quien os utiliza para entender la historia; que las galletas danesas vienen en cofres de lata. Seguro que Peter Durand estaría a gusto siendo enlatado. ¿Acaso no hemos escrito un breve poema sobre la vida? Una curiosidad: ¿Sería capaz de decir cuántas latas hay en su casa? Coja una y llevésela a Andy Warhol para que la pinte de tomate rojo.