La ciudad bosque de Alphonse Daudet camino de reeditarse en China

Publicado el

Seguro que si Alphonse Daudet saliera de su tumba se asombraría de lo que quieren hacer en China: una ciudad bosque. No es como la suya en Wood’stown pero al menos se le parece en la intención verdeDicen que estará lista en 2020 y albergará 40.000 árboles, más que habitantes. Liuzhou Forest City se localizará al sur de China. Tendrá bosques sobre las fachadas, en los tejados, cerca y lejos; en fin, todo un deseo de cualquier naturalista. Todo será verde para luchar contra la contaminación del aire, que mata actualmente a unos 4.400 chinos cada día. Se podrían haber dado cuenta antes si hubieran analizado con detalle aquella frase famosa de Howard Hughes, el ricachón  y excéntrico americano que dijo alguna vez: “Siente lo invisible para hacer lo imposible”. Las autoridades no sintieron la que querían creer invisible contaminación durante mucho tiempo, cejados por el crecimiento económico ilimitado, y ahora deben hacer a marchar forzadas lo imposible: limpiar sus contaminadas ciudades. Por cierto, por aquí algún amigo incrédulo dice que esta noticia es una serpiente de verano. Habrá que estar atentos a su materialización. Mientras tanto un consejo: a contaminar todos menos.

image_pdf

Pagar a los países pobres para que mantengan sus bosques y así nos reduzcan el cambio climático es algo maquivélico

Publicado el

Hace un tiempo que se extendió aquella frase “el que contamina paga”. No siempre se ha hecho efectiva, si bien muchas empresas, países y ciudadanos la tomaron por el mango y se dedicaron a contaminar, aunque tuviesen que pagar algo. Pero la hucha ambiental tiene más grietas que un volcán, por eso siempre hemos de estar alerta. Dicen unos investigadores de la Universidad Northwestern que han llegado a la conclusión de que es una buena inversión pagar a  los países pobres para que conserven los bosques y así nos ahorren dineros y riesgos climáticos por la captura de CO2; así se ha publicado en la revista Science. Bien podría estar, pero la cosa no deja de tener su egoísmo. Entre otras razones porque los causantes de la mayoría de los GEI somos los países ricos. A este paso habrá gente que se despreocupe del tema porque ya paga; bueno, en cierta manera era lo que se hacía con la compra/venta de los derechos de emisiónaquella cosa extraña que los ciudadanos normales no llegamos a entender bien. Aseguran otros estudios que los bosques valen 6 veces más de lo que cuesta conservarlos; los nuestros también. Por cierto, será buena o mala la iniciativa de la que habla la noticia pero decir que esa es la solución para frenar la deforestación nos parece un poco atrevido. Seguro que la mejor estrategia global es contaminar el aire cada vez menos y reforestar todos los países; así de sencillo.

image_pdf

Cuando un país convulso desaparece de las noticias, seguro que los débiles sufren más

Publicado el

Se acuerdan de un país llamado Somalia, de otro que sufría tanto o más que en tiempos fueron dos: Yemen. Hay otros muchos que no son noticia de nuestras televisiones, ocupadas más en hablar de ídolos deportivos. Apenas se ocupan un par de minutos, unos días al año, de los miles de damnificados diarios por efectos varios. En tiempos había un país llamado Libia; estaba cerca de Europa y lo gobernaba un sátrapa bien visto por los mandatarios europeos a los cuales vendía petróleo o gas. El país saltó por los aires; allí vivía gente de la que nada nos dijeron, incluidas muchas mujeres y niños que están sufriendo abusos continuados. Ahora vuelve un día al escaparate televisivo porque las barcazas con inmigrantes parten de ahí. Dicen que la UE ha demandado colaboración de sus autoridades, para atajar el problema en su raíz, por eso entrena a sus guardacostas. Poco se nos dice de la ayuda humanitaria que destina la UE, que suponemos que la habrá. Por de pronto, los barcos de las ONG que evitaban el ahogamiento de los subsaharianos han huido de las costas libias. Necesitamos saber si nuestros gobiernos socorren a los ciudadanos libios, yemeníes, somalíes, eritreos, sudaneses, etc. y qué acciones diplomáticas están llevando a cabo. ¡No se olviden de Libia! Unicef denuncia que más de 550.000 niños sufren condiciones inhumanas y necesitan ayuda.

image_pdf

Hasta con la basura se contrabandea. ¡Vaya mierda!

Publicado el

Cada día nos enteramos de cosas más sucias. Ahora resulta que se contrabandea con la basura. Ya es práctica asquerosa mover la basura de lado a lado cual si fuera un paquete porque eso implica unos costes ecológicos que superaran los posibles réditos económicos, pero eso importa poco a quienes esconden residuos. Lo noticia de El País habla de que se ha descubierto una red que operaba con basuras por 4 rutas y nos las llevaba hasta España para dejarlas por ahí tiradas. ¡Inaudito!; hasta la mafia dicen que se ha enfangado en el asunto. La basura viaja de forma legal o ilegal hasta aquí. Gibraltar también está por medio; hace tiempo que lo denunciaban los grupos ecologistas de la zona pero… ¿Estamos en el limbo o somos tontos? Pensábamos que el asunto se refería únicamente a la basura electrónica que tantas veces hemos denunciado aquí, pero no.

image_pdf

Lo peor de la ignorancia climática es guarnecerse en ella para no hacer nada

Publicado el

Pudo ser Aldous Huxley quien dijo que en la mayoría de los casos la ignorancia es algo superable. Hoy mismo, en el asunto del cambio climático si no sabemos es porque no queremos saber. Porque “todo lo que se ignora se desprecia”, vino a decir Antonio Machado; lo sabe bien Trump como nos demuestra cada día con su desprecio climático, a pesar de que Cicerón le dejo escrito que “Nada perturba tanto la vida humana como la ignorancia del bien y el mal”. No permanezca en la ignorancia; ahora mismo hay señales en forma de violentas inundaciones en Sierra Leona y Nepal, sequías en muchas regiones de España y un montón de señales. Solamente tiene que entrar en el Toolbox de la Comunidad por el clima. Allí encontrará lo que debe saber sobre el cambio climático -no se pierda el documental “La era de la estupidez”-, lo que puede hacer, lo que debe calcular, lo que hacen otros, etc. Aunque todos somos ignorantes, afortunadamente no todos ignoramos las mismas cosas, vino a decir Einstein, y la gente de Comunidad por el clima lo sabe y por eso nos lo muestra. 

image_pdf

La letrina eléctrica, o como la ilusión de unos mejora la vida de otros

Publicado el

Pensar en los demás es un ejercicio mental saludable: desear para los desconocidos una vida mejor se convierte en una tarea sublime porque lleva implícita la dimensión ética (todos deberíamos tener las mismas oportunidades de vida en este desapasionado mundo) y otra de recursos (hacerles llegar algo en forma de avance técnico que mejore sus vidas). Ambos atributos los posee la iniciativa Urine-tricity, impulsada por la Fundación Bill y Belinda Gates y realizada por el Bristol Robotics Laboratory y la Universidad West of England. El objetivo es buscar la “orina-tricidad” y llevarla a una buena parte de esas personas, más de 2.000 millones, que no disponen de saneamiento adecuado. Si el asunto funciona, la orina dará electricidad, agua limpia y fertilizantes. Si quiere saber más lea el artículo de Oxfam Intermón.

image_pdf

Una Tierra habitable es la mejor obra de arte que podemos dejar a nuestros nietos

Publicado el

Hoy parece un día cualquiera, pero no. Cuando sean las 24 horas habrán nacido hijos de nuestros hijos, los nietos, a los que les vamos a legar un planeta deteriorado, muy distinto a la obra de arte de la que hablaba Andy Warhol. Olvidamos luchar por una Tierra mejorada, o lo hicimos mal, como nos recordaba Blas Infante. El amor a las generaciones futuras se demuestra plantando cara a los desafíos planetarios. Mañana puede ser un poco tarde. Cuando nuestros nietos sean mayores, echarán en faltan haber tenido abuelos responsables, no como aquellos que dilapidaron la Tierra o permitieron con su silencio que otros lo hicieran. Lamentarán que los abuelos no les hubiesen susurrado antes el cuento de lo posible, aquel que habla del futuro incierto.

Y quedarse quietos, mirando (José Saramago)
“Tal vez esto es lo que llaman el destino, saber lo que va a ocurrir, saber que no hay nada que pueda evitarlo, y quedarse quietos, mirando, como puros observadores del espectáculo del mundo. Pero siempre llega un momento en el que hay que arriesgarse por nuestros nietos.”
¡Hola Mario!
image_pdf

El gran iceberg comenzó su lento desplazamiento y arrastra tras de sí muchas incógnitas

Publicado el

El iceberg A-68 –de unos 5.800 km2, más o menos como la superficie de Cantabria, ha comenzado su carrera, libre de las ataduras de la Antártida, de la plataforma Larsen C a la que pertenecía. El rumbo nordeste, lo puede llevar hacia las islas Maldivas, pero seguirlo, que es una prioridad de los científicos, no es fácil debido a las condiciones del cielo en el invierno austral. Se teme que se fracture, que las corrientes le hagan viajar de manera errática, que la primavera austral depare sorpresas que pongan en peligro la navegación. Si las previsiones de aumento de temperatura austral se cumplen, los hielos llegarán hasta nosotros –aunque nos parezca muy alejado- en forma de aumento del nivel del mar y otras variables climáticas. Atentos a lo que nos trae National Geographic sobre la Larsen C, todo un mar de incógnitas.

image_pdf

Paradoja mentirosa: a la vez que decimos que nos preocupa el cambio climático aumentamos la emisión de gases diversos

Publicado el

Todavía hay mucha gente que no se cree que aumenten los GEI que emitimos al aire. Aunque escuchen que muchos (administraciones, empresas y ciudadanos) estamos a favor de detener el cambio climático. Quizás desconocen que entre diez empresas (eléctricas, cementeras y de hidrocarburos) emiten el 28 % del total. Pero los datos no mienten, lo dice la Agencia Europea del Medio Ambiente: España en el país en el que más se han incrementado los GEI desde 1990 (16,6 %), y eso que la reciente crisis redujo la actividad industrial y, consecuentemente, las emisiones. Es más, las tres cuartas partes de la emisiones de los países menos cuidadosos de Europa pertenece a España. Cada vez están más cerca 2020 y 2030, esperando ver si cumplimos nuestros compromisos. Por cierto, la quema de combustibles fósiles no deja de crecer, al contrario que en otros países de nuestro entorno, que luchan por descarbonizarse: ya han alcanzado los valores previstos para dentro de unos años.

image_pdf

Agosto de 1945: la guerra atómica demostró la inhumanidad de la especie

Publicado el

Los americanos lanzaron sobre Hiroshima y Nagasaki las bombas el 6 y el 8 de agosto de 1945. El recuerdo acune el espíritu de los que la sufrieron y anima un poco la humanidad de toda la gente de bien; el olvido menosprecia el pasado y le quita argumentos al futuro; en cierta manera, degrada la condición humana. Unos pocos fueron los responsables; todos debemos ser guardianes del templo sagrado de la ética universal.  El desarme nuclear es una mentira escondida. ¡No más guerras!

image_pdf

Aumentan los activistas asesinados por defender el medio ambiente; 2016 ha sido el peor año

Publicado el

Defender lo propio es una estrategia que desarrollan todos los individuos de cualquier especie pero proteger a los demás y a la colectividad es algo que solamente se persigue por unos pocos y en determinadas ocasiones. Los defensores de la tierra y del medio ambiente luchan porque la dejemos en unas aceptables condiciones a nuestros hijos. Unas veces logran éxitos, en otras ponen en peligro hasta sus vidas, especialmente en Latinoamérica, en donde se produjeron el 40 % de los asesinatos de activistas ambientales en 2016, el peor año de la historia según denuncia Global Witness. Honduras fue el país más peligroso, allí cayó Berta Cáceres, pero otros como Nicaragua, India, Colombia, etc., son una trampa mortal que empieza a tejer sus redes también en Estados Unidos y otros países. Pero es que 2015 había traído ya la persecución de quienes con la palabra defienden el medio ambiente. Mientras en Europa la sociedad apenas emite unos grititos de rabia, pero se dejan de escuchar pronto.

image_pdf

El planeta vive a crédito desde ayer; hemos contaminado y consumido por un año entero

Publicado el

El Planeta y la naturaleza tienen una capacidad de restitución limitada. Según Global Footprint Network ayer agotamos los recursos disponibles por la naturaleza para todo 2017. Eso significa que hemos emitido más carbono y otros óxidos y partículas al aire, pescado más peces, cortado más árboles, recogido más cosechas y consumido más agua, de lo que la naturaleza podía ofrecernos en este 2017. Esto significa que estamos viviendo a crédito; cada año acabamos antes el presupuesto anual. ¿Hasta cuándo? Porque los caudales acumulados en tantos milenios se están acabando. ¡Basta ya de ser descuidados e ignorantes! tenemos responsabilidades con nuestros hijos y las generaciones futuras. ¡Bah!, estamos de vacaciones.

image_pdf

Cierre total de Garoña; cuando la presión ciudadana es potente y generalizada hasta las nucleares tiemblan

Publicado el

Por fin lo hemos conseguido, aunque parece que se cierra también porque las inversiones económicas para su readaptación a las nuevas exigencias no la hacían rentable para las compañías eléctricas. Pero cuidado, porque los residuos siguen en la central de Garoña y ya se sabe que cuando el negocio cesa es muy difícil asumir responsabilidades, pues el desmantelamiento es un proceso con riesgos. Los gobiernos del País Vasco, La Rioja, Navarra y Aragón deberán estar atentos porque el Gobierno de España lamenta que el asunto se haya convertido en un debate político (sic). No digamos ya la gente de Burgos y Álava. Atentos también a que ahora nos venderán que hay que subir la luz porque no se puede generar esa energía. Si nos dejamos, la voracidad eléctrica nos electrocutará. Mientras tanto disfruten de la noticia en El Correo, El País,  y 20minutos. Un recuerdo especial para la gente de Greenpeace.

image_pdf

La ciudad grita, incívica a pesar de su función. Los ruidos la han hecho sorda, insensible a los males de sus habitantes

Publicado el

El ruido en las ciudades es creciente, porque los desplazamientos y las actividades cotidianas se combinan creando un ambiente ensordecedor, que casi nadie lo escucha; no lo consideran un contaminante ambiental que deteriora la vida. Estamos sumidos en una vida de ruidos que provoca alteraciones en la salud pero apenas nos molestamos en reducir el volumen de nuestras emisiones sonoras. En las calles el ruido manda, pero también en los lugares públicos y en nuestras casas; no se pierdan los mapas del ruido. No nos asustan noticias como esa que dice que en España se producen al año unas 1.000 muertes prematuras a causa del ruido, o aquella otra que asegura que el ruido perjudica gravemente a unos 12 millones de españoles. Pero el asunto no solamente es grave aquí. En Europa se ha constituido una asociación “Réseau Européen Vivre la Ville!” que lucha por disminuir el ruido nocturno de los centros urbanos; merece la pena leer su manifiesto. El ruido es universal; las ciudades del mundo chillan cada vez más, con Guangzhou a la cabeza. No es extraño pues China es el país más ruidoso del mundo. No se pierdan tampoco este artículo de eldiario.es.  Si quieren conocer más detalles del asunto lean el Informe Ruido y salud de DKV. Si la ciudad se vuelve incívica es porque los ciudadanos quieren, o no les importa. Por cierto, ¿cuánto ruido, a qué horas y de qué tipo emite usted?

image_pdf

Cuando leer es la esperanza poco importa la dureza del desierto, menos si lo sobrevuela el bubisher

Publicado el

A veces, pequeños fragmentos de la vida se hacen enormes en su grandiosidad. Los ponen en marcha gentes varias que piensan que como ciudadanos del mundo todos tenemos el deber de implicarnos en llevar una parte de nosotros a los que menos tienen, porque el mundo en el que vivimos es intolerable. El bubisher es un pequeño pájaro del desierto saharahui, cuya llegada es presagio de buenas noticias, pero también es un autobús que lleva por los campos de refugiados libros de lectura para que la gente descubra nuevos mundos o consolide los suyos. El proyecto Bubisher es un sueño hecho realidad a la vez que una realidad que se ha convertido en sueño, para quienes lo impulsan y aquellos que realmente se benefician de contar con bibliotecas fijas o rodantes en medio de desierto de los refugiados.  Lo sostienen voluntarios, colegios, etc., que financian la red de bibliotecas por donde el español también viaja, dándole forma a la cultura y el pensamiento. Acaban de editar “El niño de la luz de plata”, una cuidada composición que es compendio de sensibilidad y arte de la mano de Gonzalo Faure con ilustraciones de Clara Bailo que ya está en las librerías y también se puede pedir directamente a la asociación. Agradecen cualquier colaboración, aunque sea pequeña porque la grandiosidad no se mide en muchos euros, aunque siempre ayudan si con ellos se logra que los enclaves saharauis tengan cerca la posibilidad de leer, porque mientras se lee fluye la esperanza. Lo pequeño es grande si se hace cada día de corazón.

image_pdf