El peatón, sufrido ciudadano, debe estar a lo que hay que estar si transita

Publicado el

Escuchen lo que dice Leo Harlem.Es que pelearse con bicis, coches, ruidos y humos es cada día una aventura, más todavía si sigue secuestrado por los dispositivos electrónicos.  Pero no se desanimen, ni enfaden. Ser peatón permite ver la ciudad en distintos planos, encontrarse con gente, intercambiar saludos, pasear o correr, sentarse en un plaza y disfrutar de todo o no pensar en nada. Las ciudades y los peatones deben amarse. Desde aquí reivindicamos una ciudad más amable con los peatones. Por cierto, no se sienten en terrazas de bares y cafeterías al lado de calles con una continuada circulación. Su salud se lo agradecerá. Aquí acabamos la semana de la movilidad, el resto de lo dejamos a ustedes. ¡Suerte¡

image_pdf

Las bicicletas no solo son para el verano. La mía está triste; la ciudad no las acoge bien

Publicado el

Dialogan las ciudades y las bicis; a veces coinciden, otras no porque sus interlocutores cambian. La gente motorizada y los peatones no comprenden, o insultan, a los ciclistas urbanos; hemos de reconocer que algunos de ellos actúan de forma poco respetuosa; los coches -que se hicieron dueños del espacio urbano- intoxican y agreden a los ciclistas. En realidad, las ciudades no se hicieron para sus habitantes, sino para ser ellas mismas en su complejidad. Las trazaron demasiadas veces intereses económicos o veleidades de los gobernantes, ausentes de prejuicios sociales. Cuesta imaginar la ciudad de las bicis, aunque se dediquen congresos a entenderla, porque conviven en un espacio público con otros intereses y eso siempre limita; en los pueblos las bicis son más felices. El futuro de la bicicleta en la ciudad se imagina como un distintivo de la vida sostenible. ¡No puede ser que todavía no conozca las ventajas de moverse en la ciudad en bicicletaHay más de un billón de estos artilugios móviles por el mundo, donde más en China, pero en la ratio por habitante gana Holanda. Un recuerdo especial a quienes dejaron de ser ciclistas a su pesar, en particular en las carreteras. No se pierdan la película “Muerte de un ciclista”, de Juan A. Bardem que ya en 1955 nos dejó una crítica melodramática sobre dos ruedas. Si pueden vean de nuevo “Las bicicletas son para el verano” de Jaime Chávarri  y F. Fernán Gómez.

image_pdf

Mentira inamovible: el automóvil amplía mi libertad en los desplazamientos urbanos

Publicado el

Empiece a dudar de lo que dicen los anuncios publicitarios: EL AUTOMÓVIL PROPIO ES SINÓNIMO DE LIBERTAD; CUÁNTO MÁS BONITO Y GRANDE MEJOR. Aunque es este tema no hay manera de ponerse de acuerdo. Unos dicen que tienen esa libertad, que les da el derecho a circular en su vehículo a la hora que quieran por donde quieran en su ciudad. Otros apuestan por restringir el paso del vehículo privado por las graves afecciones que causa al interés colectivo y a la salud. Reflexione sobre el siguiente artículo que nos habla de que Madrid está obligada a restringir el uso del vehículo particular si quiere sobrevivir, pues incumple los parámetros en ozono y otros óxidos letales en su exposición continuada. Piense si hay que sacar los coches de las ciudades, o al menos de determinadas calles; ¿Qué tal si deja el suyo en el garaje?  Se imagina cómo es el tráfico en la ciudad de México. ¿Qué opina sobre la intención de Barcelona de prohibir el tráfico de los coches más contaminantes? Aplique la ecuación del tiempo, dinero y salud en relación con libertad cuando vaya a conectar el motor de su coche para desplazarse dentro de su ciudad. ¿Qué resultado ha dado la incógnita?

image_pdf

Transporte colectivo en las ciudades del futuro; cómo, cuándo, dónde, por qué, para qué

Publicado el

Podríamos hablar de muchos argumentos a favor del transporte colectivo: más barato, menos contaminante, más rápido si no se le obstaculiza, más social, etc., pero mejor que nosotros lo que dice Facua. Todos hablan de que pueden ser la solución del futuro para evitarnos ruidos y contaminación, cuidarnos la salud. Sin embargo ahí está: malviviendo en muchas ciudades. En otras se potencia su uso con recorridos bien estudiados, reducción de precio en los abonos, utilización de vehículos poco contaminantes, uso habitual por parte de los regidores públicos, redestribución de los flujos circulatorios, identificación de itinerarios preferentes. Quienes desconfían de él aluden a que sus frecuencias pueden ser una pesadilla a la hora de desplazarte por la ciudad. No se lo piense más; aprovéchese de las ventajas de los medios de transporte público y no motorizados. Su salud, su bolsillo y su ciudad se lo agradecerán, todavía más si hay mucha gente que hace como usted. Por curiosidad, ¿Cuántas veces lo utilizó durante la semana pasada? ¿Y la gente con la que vive o trabaja?

image_pdf

Una semana más planteándonos si el modelo de movilidad urbana es inamovible

Publicado el

Pensar en el interés colectivo ya es difícil, pero actuar cuesta todavía más pues nos hemos apelotonado demasiado. No lo tuvieron en cuenta nuestros antepasados del Neolítico. Empieza hoy la semana de la movilidad urbana en la Unión Europea. Todos los ayuntamientos grandes de Europa han elaborado sus planes para que sea menos difícil convivir para quienes quieren desplazarse por la ciudades. Van consiguiendo pequeños logros pero chocan muchas veces con la incomprensión ciudadana, movida por las individualidades que forman la ciudad, que es difícil regular si todas quieren pasar a la misma hora por el mismo sitio. Los rectores de ciudades y estados dicen que quieren una movilidad limpia y que “Compartir te lleva más lejos”, que es el lema de este año. Imaginamos que compartir significa buscar intereses comunes, entre ellos disminuir la contaminación urbana para dejar de causar problemas a los demás: en su salud y en su bienestar global. El asunto preocupa, incluso hay periódicos que le dedican una sección especial a la movilidad urbana en el mundo, que es muy diferente en una ciudad grande y pequeña, europea o americana; no digamos nada de algunas de Asia o África. Llevamos ya diez años en Europa con esta iniciativa. Pero se sigue potenciando el transporte contaminante y las redes públicas adolecen de reformas que las adapten a los nuevos tiempos, incluso dejan de existir. Cuente usted mismo cuántos fueron sus desplazamientos la semana pasada en su ciudad, cómo los hizo y por qué. Entérese de las intervenciones que ha preparado su ayuntamiento durante esta semana y participe con espíritu positivo. ¡Bienvenida la semana!, pero se acaba tan pronto.

P.D.: Si quiere saber más lea la completa guía que han elaborado en el CDAMA del Ayuntamiento de Zaragoza.

image_pdf

En los países ricos un simple movimiento mecánico nos trae agua de inmediato en casa, y sale limpia. ¿Y en los pobres?

Publicado el

Acostumbrados a no valorar lo que poco esfuerzo personal nos cuesta, no reparamos en que con un simple movimiento mecánico sale agua en nuestra casa. En otros países, conseguirla en pequeñas cantidades implica recorrer muchos kilómetros, así cada día, casi siempre mujeres –no solo en África sino también en América latina– y niños; y en muchas ocasiones no se encuentra. Además, desgracia añadida para los pobres, suele estar plagada de bacterias y otros contaminantes. ¡Hasta cuando permitiremos esta situación de desigualdad? No se pierdan “Qué distancia recorrerías para obtener agua potable” de Unicef. Véanlo despacio en familia, utilícenlo los profesores en sus centros y si después siguen impasibles es que deben volver a verlo otra vez y comentarlo con el corazón. A veces un pozo de agua es el futuro, al menos eso piensan varias ONG,  pero cavarlo y ponerlo en funcionamiento cuesta dinero.

image_pdf

Inundaciones por todo el mundo; los signos del tiempo, la fuerza del destino o la despreocupación colectiva

Publicado el

Tiempos que traen nuevos retos, o amplifican los que ya teníamos. Las zonas costeras van a sufrir las inclemencias de agua y viento, sean azotados por los huracanes o los ciclones. Pasarán y la gente se olvidará de ellos, como lo hizo anteriormente. Las sociedades en su conjunto desafían a la naturaleza: se instalan allí donde saben que hay riesgos, convencidos en su dominio sobre toda la naturaleza. Se equivocan. Harvey a Irma se lo acaban de demostrar en América Central y del Norte, los monzones azotan Asia una y otra vez, las ciudades africanas están siendo atacadas por el mar, los ríos europeos no tardarán en mostrar su garras. Los países ricos tardarán en reponer sus infraestructuras y reparar los daños particulares, los pobres no lo conseguirán nunca. Unos y otros seguirán hacinando millones de personas en territorios frágiles. Ante esto cabe preguntarse: ¿Es sabia la humanidad?, cuando prefiere retar al cambiante e imprevisto riesgo climático. “Es la fuerza del destino”, dijo un mesiánico que no sabía leer el tiempo.

image_pdf

La exclusión educativa en España es algo que mucha gente intuye pero casi nadie lo reconoce

Publicado el

Muchos se niegan admitirlo pero lo de igualdad de oportunidades en los países ricos es una mentira, una media verdad si lo prefieren. Lo dicen, lo demuestran, varios institutos de investigación y más de una ONG. Lean simplemente el “Estado mundial de la infancia 2016” de Unicef. Claro que reconocer esto sonroja, por eso se entiende el silencio de las administraciones que son las responsables de no hacer realidad el derecho universal a una educación digna, sin exclusividades. Por Europa manejan el asunto según países, en España en particular la gente no se lo debe creer, pues de otra forma habría una protesta masiva; bueno, quizás no, la gente tarda en reaccionar ante los problemas colectivos. Lean “Los factores de la exclusión educativa en España. Mecanismos, perfiles y espacios de intervención. Entresacamos algunas frases: “Nuestro actual sistema educativo, desde las políticas hasta las dinámicas en el aula, tiene poca capacidad de incluir a los “diferentes”, de generar pertenencia, corresponsabilidad o un vínculo sólido con el proceso educativo.” “La inclusión educativa que se está llevando a cabo es ineficaz”.  ¡Algo habrá que hacer! La tarea no solo es cosa de las administraciones, los ciudadanos tenemos voz y voto; ¡No nos autoexcluyamos!

image_pdf

Réquiem/elegía por las posidonias mediterráneas, víctimas del turismo y la contaminación, a pesar de ser hijas del Dios del mar

Publicado el

Cuentan por ahí que Poseidón, el señor de las aguas, de los mares y los océanos, anda cabizbajo por el Olimpo. Cuando se repartió –lo cuenta Homero- con Zeus y Hades el dominio del mundo no se imaginaba cómo llegaría a estar su reino. Anda triste porque el Mediterráneo que baña la inmortal Grecia está convirtiéndose en el cementerio de las posidonias, esas plantas –que no algas- cuyo nombre le resulta tan familiar y merecerían ser hijas de los dioses. Se merecerían una elegía permanente, incluso de las gentes que vivimos en el interior, como todos los seres que todo lo dan y nada nos piden, solo un respeto. La Posidonia oceánica, qué curioso que sea endémica del Mediterráneo, reflejan como nadie los niveles de contaminación del Mare Nostrum, que es una construcción/destrucción más nuestra que nunca. Las praderas del pulmón mediterráneo, así lo titulan unos, se mueren por la contaminación y el turismo, según atestiguan los investigadores. ¡Qué Poseidón –Neptuno para los romanos- venga y las auxilie! De paso que nos enseñe el tridente para ver si reaccionamos. 

image_pdf

La sequía generalizada (extendida y aumentada) debería obligarnos a pensar qué hacemos con el agua

Publicado el

Aseguran los expertos que tenemos mucho que aprender todavía en la gestión del agua. También dicen que parece muy posible que las precipitaciones disminuyan, que no lleguen con regularidad allí dónde y cuándo se necesitan. La sequía que padecemos actualmente en España (meteorológica, agrícola, hidrológica y socioeconómica) debería hacernos reaccionar ya, tanto a los gestores del agua como a los usuarios. En el mundo, cada año, por junio, nos avisan de que la falta de agua está provocando continuas sequías y desertificaciones irreversibles. Ahora mismo, en España los embalses están al 43% de su capacidad. ¿Y si es cierto que tendremos que vivir con menos agua? Lo más probable es que la cifra de 250 millones de personas que sufren sequías severas se incremente, que el dichoso cambio climático acelere y desordene los procesos de desertificación. Tuve un sueño: el Sáhara se extendía hasta casi los Pirineos; me vino a la memoria un poco de su posible historia.

image_pdf

Vaya mierda con las dichosas toallitas. No se crean lo que dice en el envase. Nada de tirarlas en el inodoro

Publicado el

La gente sigue usando el inodoro como la papelera universal, en la creencia de que el tubo sin fin todo lo traga y lo lleva al limbo universal que todo lo limpia. ¡Ojos que no ven…! Las toallitas higiénicas, que los fabricantes siguen imponiendo a los usuarios y presentándolas como inocuas en sus envoltorios, constituyen un peligro público, al menos una carga ambiental y económica que no debemos permitirnos. Millones de ellas atascan desagües y depuradoras. ¿Tanto les cuesta llevarlas al cubo de la basura?, o directamente lavarse con agua y dejarla correr, que es algo mucho más natural y cuesta menos; la OCU calculaba hace un par de años que eliminarlas nos costaba 1.000 millones al año. Las depuradoras se lo agradecerían; los ayuntamientos no digo y el medio ambiente los felicitará por ser inteligentes. Lean el artículo “El monstruo que atasca las cloacas

image_pdf

En el bingo del horizonte 2020 todos nos jugábamos mucho; el cambio climático nos ha cambiado los cartones

Publicado el

Los juegos de azar son un pasatiempo en el que se mezclan deseos e intereses, a veces económicos. El bingo es un juego muy extendido, apasionado para unos pero denostado por otros que prefieren ir por caminos más seguros en la búsqueda de la seguridad económica. Echen un vistazo al proyecto BINGO, uno de los 3 de la UE que se tratarán en la Conferencia Europea sobre Adaptación al Cambio Climático 2019, junto con Rescue y Placard, dentro del Programa de la UE “Horizonte 2020“. Sequías e inundaciones –presentes siempre en la vida del Planeta- vienen arrastradas, empujadas y sobredimensionadas por los efectos del cambio climático, que trae más fichas peligrosas. Esa es al menos la percepción generalizada, pero los proyectos como Bingo (estudia sitios de pruebas en seis países –España entre ellos-, para presentar un pronóstico detallado a diez años sobre los posibles efectos del cambio climático en Europa, incluyendo el impacto en la agricultura –control natural en las plagas de cultivos– , la industria, el turismo y otros sectores de la economía). Lo que buscan los investigadores es hacer visible la tremenda incógnita climática de forma razonada, y así alertar a gobiernos y ciudadanos. ¿Se apunta a jugar o prefiere estudiar antes las posibilidades de ganar? Recuerde que hay muchos jugadores y a veces cambian los cartones sin avisar. Dejar toda nuestra vida a lo que traiga el azar es una posibilidad pero tiene sus riesgos en forma de sequías e inundaciones principalmente. Por cierto, ahora ya nos avisa el Horizonte 2030 en cuestiones de clima y energía. ¿Llegaremos a tiempo?

image_pdf

La contaminación lumínica nos deslumbra pero mantiene demasiadas sombras

Publicado el

Si quiere puede conocer como de iluminado está su país, su ciudad, aunque sea un pueblo recóndito del mundo, en este mapa interactivo podrá hacerlo. Puede cambiar las variables y tener una lámpara más exacta, tanto en Europa como en América, a donde llegan también estos Chispazos. Detrás de esas luces hay sombras, las que nos marcan no solo los lugares despoblados sino también las masificaciones de poblaciones. Nos invitan a preguntarnos si esos claroscuros son convenientes o no; también cómo se genera la energía -suele hacerse en lugares alejados de donde se consume-, qué supone su uso en contaminación lumínica y otras sombras como la contaminación del aire que genera y el agotamiento de recursos. ¿Por qué nos atrae tanto la luz?, ¡ni que quisiésemos ser todos luciérnagas! Hemos de saber que el consumo eléctrico puede ser más o menos (in)sostenible. Por cierto, las ciudades españolas son las “más iluminadas” de Europa. Habrá que pensar si eso es un progreso o tiene algo de despilfarro, porque la factura eléctrica atenaza a los ayuntamientos y maltrata a los ciudadanos.

image_pdf

¿Y si Harvey, y sus sucedáneos, fuesen el modelo del futuro tiempo climático?

Publicado el

Se repiten con frecuencias situaciones climáticas extremas: permanentes sequías conviven con destructoras descargas de agua que provocan cuantiosas inundaciones. Harvey va dejando en Texas, Tennessee y Luisiana un reguero de calamidades en la naturaleza y en las gentes -44 muertos a añadir a los heridos, desplazados y cientos de miles de damnificados-. Pero por los días que eclosionó, India, Nepal y Bangla Desh –países cuyas catástrofes siempre son olvidadas en el occidente rico- sufrían el impacto de los monzones, más destructores que en otras ocasiones –se contabilizan ya más de 1.200 fallecidos y dos millones de desplazados y 40 de damnificados-. La tormenta Lidia llegaba a las costas californianas y ponía en alerta a las autoridades mexicanas. Por los mismos días, una masa de aire frío se detenía en la península Ibérica generando en su contacto con masas cálidas unas lluvias torrenciales que se arracimaban por minutos y provocaban caos e inundaciones. Si como parece se repiten las situaciones meteorológicas extremas, habremos de empezar a pensar si no nos espera un clima extremo del que el ciclón Harvey es solo el principio; esa preocupación expresa la OMM (Organización Meteorológica Mundial). Si mantenemos esa hipótesis, aunque solamente sea unos días, quizás nos encamine a adaptarnos a la situación y mitigar todas las responsabilidades que tengamos en la cogeneración del despiste climático. Anticiparnos al posible futuro climático sería una muestra de inteligencia colectiva.

image_pdf

La escuela despierta tras las vacaciones; debería abrirse al difícil reto de la comprensión de los nuevos tiempos

Publicado el

Toca volver al trabajo en la escuela. Hay que preparar las razones y los proyectos que darán formar a las ilusiones de unos y otros, y por medio el difícil tiempo social. La escuela se mueve poco, tan organizada por la administración que la tiene maniatada. Allí están ya los maestros-as. A estos les diríamos, para animar su tarea y que fomenten una educación activa y basada en el espíritu crítico, que les deseamos algo similar a lo que Albert Camus escribió tras ser reconocido con el Premio Nobel de Literatura en 1957:

“Querido señor Germain:

He esperado a que se apagase un poco el ruido que me ha rodeado todos estos días antes de hablarle de todo corazón. He recibido un honor demasiado grande, que no he buscado ni pedido. Pero cuando supe la noticia, pensé primero en mi madre y después en usted. Sin usted, la mano afectuosa que tendió al pobre niñito que era yo, sin su enseñanza y ejemplo, no hubiese sucedido nada de esto. No es que dé demasiada importancia a un honor de este tipo. Pero ofrece por lo menos la oportunidad de decirle lo que usted ha sido y sigue siendo para mí, y le puedo asegurar que sus esfuerzos, su trabajo y el corazón generoso que usted puso continúan siempre vivos en uno de sus pequeños discípulos, que, a pesar de los años, no ha dejado de ser su alumno agradecido. 

Le mando un abrazo de todo corazón.

Albert Camus.”

Pero deben creer de verdad que son agentes de transformación.

También los animaríamos a que reflexionasen sobre si “la educación fuese la solución a muchas de las cosas que nos están pasando”, idea que le escuchamos decir a Emilio Lledó en una entrevista en El Intermedio; no se pierdan toda la fundamentación del Profesor pues da claves para entender la vida social y hacerla educación crítica. En otra ocasión, en unas jornadas sobre “El mundo que queremos” allá por 2013, el filósofo nos leyó un texto de Aristóteles que sería básico para el debate educativo en este principio de curso, para a lo largo de él pensar si todos nuestros alumnos deberían tener las mismas posibilidades. ¿Y si así empezase a cambiar el mundo? La escuela no es un almacén de conocimientos, sino un espacio abierto a la vida, de la que recoge temas y preocupaciones. 

¡Suerte compañeros!

image_pdf