Derechos Humanos Universales que no llegan a demasiada gente después de 70 años

Publicado el

image_pdfimage_print

Las ideas universales, los derechos humanos lo son, tardan en hacerse realidad. Palabras diversas, bonitas, redactadas con cuidado, deseos y sentimientos van y vienen por la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Han pasado 70 años desde entonces; algunas ideas han tenido más suerte que otras, desaparecieron esclavitudes y se ha dignificado la vida de la gente. Sin embargo, todavía muchas personas miran al cielo para ver si por allí llegan sus derechos; incluso millones de ciudadanos del mundo no han oído hablar de ellos o los olvidaron porque la realidad no se lo recuerda cada día. En el mundo pobre escasean; en el rico se encuentran amenazados por fundamentalismos absurdos o privilegios excluyentes. No queremos importunar a nadie, pero ¿ha pensado que va a hacer hoy para que los derechos humanos sean realidad? No estaría de más que convirtiera el día de hoy en el de “Humanos sin plenos derechos”. Dese una vuelta por el mundo de la mano de Amnistía Internacional y lo comprobará. Una pregunta necesaria: ¿Será que a Europa, a muchos de sus habitantes, no les gustan los Derechos Humanos?, como dice el titular de eldiario.es. Suponemos que los de los otros.

Paradoja anticlimática; desde donde el carbón reina (Polonia) se quiere descarbonizar la vida global

Publicado el

image_pdfimage_print

Durante estos días se reúnen en Katowice (Polonia) –un enclave carbonizado en un país poco activo en la lucha anticlimática– la Cumbre climática que debe evitar que los acuerdos de París 2012 se volatilicen y nos dejen desprotegidos a todos. Por lo que uno ha visto estos años, ya se ha dejado como entelequia la mitigación, excepto los pesados de los ecologistas, y se apuesta más por la adaptación. Decimos esto porque las restricciones al carbón se restringen cada día en algunos países, porque el transporte con vehículos eléctricos va retrasando su año de generalización, porque la gente no llega a creerse que la contaminación urbana del aire va contra la salud y las limitaciones al tráfico son irreversibles. Se hablará de transición energética; ya veremos si puede más el mantenimiento del puesto de trabajo de unos pocos frente a la salud de todos. La seguridad ambiental debería ser una aspiración universal, unánime, y sin embargo se queda en ideas expresadas que pocas veces llevan a planteamientos razonados. Durante estos días, no sé cómo, habría que lograr que toda la gente debatiese sobre lo que supone París 2012, de que mirase hacia Katowice, y de que empezase a creer de una vez que esto del cambio climático y los desastres asociados es algo más que una ocurrencia de unos cuantos ecologistas desocupados. Apoyemos la paradoja, quizás comprobar el desastre nos impulse a actuar. Solo nos queda una Europa convencida frente a Trump y sus seguidores.

Mapas multimensionales para soñar desde la escuela hacia el futuro

Publicado el

image_pdfimage_print

ECOESCUELA ABIERTA de El Diario de la Educación

Los mapas tienen actualmente una existencia ambigua en la escuela; se ven bastante pero sitúan poco. Sin embargo, mapa es una palabra inequívoca; señala algo importante plasmado en una superficie de apoyo. Es algo universal, casi nadie podrá decir que no ha utilizado varios en su vida. La palabra que los marca viene del latín y designaba, más o menos, un pañuelo sobre el que se podía dibujar un plano. Seguro que en la escuela se sabe que los intentos de entender el mundo y de aprehenderlo mediante símbolos vienen de antiguo: los babilonios hace casi 4000 años y los griegos posteriormente se ocuparon de plasmar en una lámina el mundo conocido. 

En cierta manera, todos los mapas, hasta los más científicos que podamos ver hoy, implican cierto grado de invención. Líneas y colores sirven a sus autores para dar forma a resúmenes y localizaciones del espacio; a los demás nos guían para encontrar lo buscado o descubrir lo recóndito, o simplemente nos dejan viajar con la imaginación. Por eso, la escuela -escenario de aventuras formativas en un mundo global- debe asignarles un protagonismo diario, ahora que Google Maps u otros sistemas cartográficos nos lo ponen más fácil.

Seguir leyendo en El Diario de la Educación.

El cambio climático avanza más rápido que nosotros; pongámosle la zancadilla

Publicado el

image_pdfimage_print

La primera parta de esa contundente y alarmante frase no es nuestra; fue pronunciada por el secretario general de la ONU Antonio Guterres.  Frente a las alarmas de unos, la apatía de otros. Así el tiempo, el que mide el reloj, pasa rápidamente; el otro, el meteorológico, nos despista cada día y despotricamos contra él porque deteriora nuestras posesiones y vidas. Da igual que nos traigan imágenes como la de una Venecia inundada, hoteles de la costa española que se los lleva el agua, que nos digan que el cambio climático nos va a costar miles de millones -a Europa unos 240.000 millones cada año- si no reparamos un poco nuestra forma de vivir. El mundo se está volviendo anormalmente estúpido. Pero, ¿quién es el mundo? No solo el palurdo del señor Trump que no se cree los informes que elabora su propio gobierno. Por cierto, España será uno de los países más afectados, especialmente la zona mediterránea, este y sur. Saque tiempo de su vida y lea lo que dice el último informe del IPCC. Hágase un ligero examen de sus acciones del último mes para detener el cambio climático. Por si no lo sabe, el último informe del IPCC pronostica que los efectos del cambio climático serán peores de lo previsto. ¡Actúe ya!

Transición ecológica: un peregrinaje no exento de dificultades, pero necesario

Publicado el

image_pdfimage_print

Durante estos días se celebra en Madrid el Congreso Nacional de Medio Ambiente, CONAMA 2018, algo así como la reunión de la gente que ve oscuros nubarrones en el porvenir global junto con otros que llevan propuestas de cambio para que la vida saludable de los ecosistemas y la gente sea posible en el año 2030. El Gobierno actual configuró un Ministerio de Transición Ecológica. Estos detalles son solamente una puesta en valor de que es imprescindible un gran cambio colectivo para mitigar las problemáticas ambientales y/o adaptarse a ellas. Sin embargo, cuando se propone la mínima transición hacia modelos más ecológicos, véase el ejemplo de las ciudades sostenibles o la desaparición del carbón como fuente energética en España o la subida de los carburantes en Francia, la gente -más todavía los políticos- va a lo suyo, buscando su parcela de bienestar y olvidando que vive en un mundo de futuro incógnito. La transición ecológica necesita mucha fe ética, consolidada por ideas sencillas que hay que hacer llegar inmediatamente a la gente, poco creyente. Los partidos políticos, los medios de comunicación, las empresas, los agentes sociales y muchos más podrían hacer bastante más para llegar en condiciones menos lamentables a 2030.

Incluso en el Conama hay algo de representación y postureo, político y comercial. Menos mal que transitan por allí unos cuantos convencidos del poder de la participación: mujeres y hombres ambientalistas que quieren unir a mucha gente a la transición ecológica. Una pregunta bienintencionada dirigida a quienes consumen estas páginas: Ha empezado ya su transición?, aunque nada más sea en algunos detalles. Dese prisa.

La educación en el mundo en el contexto de migraciones y desplazamientos

Publicado el

image_pdfimage_print

La UNESCO acaba de publicar  el informe “Migración, desplazamiento y educación. Construyendo puentes, no muros” como parte del seguimiento de la educación de cara a la consecución de ODS 4. En él trata de demostrar la limitaciones educativas que sufren los niños, niñas y adolescentes que migran o se desplazan, por voluntad propia o empujados por el hambre, las guerras o la miseria.  Básicamente trata de responder a tres preguntas: ¿Cómo inciden los movimientos de población en el acceso y la calidad de la educación? ¿Cuáles son las consecuencias a nivel individual, para los migrantes y refugiados?¿Cómo puede la educación cambiar la vida de las personas que migran y de las comunidades que las acogen? Entérese de como marca la migración interna en este mundo cada vez más urbanizado, en qué medida las migraciones mejoran o no la educación de los llegados a entornos más o menos favorables, si la llegada de los migrantes plantea o no problemas en los sistemas educativos de las zonas de acogida, etc. Y reflexione en particular sobre qué situación educativa padecen los millones de niños, niñas o adolescentes migrantes. Un dato para empezar: 1 de cada 5 alumnos de 15 años son migrantes de primera o segunda generación en los países de la OCDE.

Hoy no digo casi nada, estoy observando como la gente consume “Black Friday”

Publicado el

image_pdfimage_print

Solo que cuesta entender algunos tics sociales. Va alguien por ahí que dice que algo es estupendo/moderno y la gente se lanza en tropel para conseguirlo; aunque solo sea derrochar el dinero.  Pero hoy no digo nada, me refugio en mis reflexiones de raro social. Consumo, consumo, consumo, … luego existo. Tantos millones de personas no deben estar equivocados; el tonto soy yo, bueno también unos cuantos individuos extraños y antisociales que se oponen al asunto. No digo nada: me quedo pensando lo que propone Greenpeace.

 

¿Y si no estuviéramos tan mal?

Publicado el

image_pdfimage_print

Hace unos meses Bill Gates regalaba a todos los nuevos graduados de su país que lo querían un ejemplar de Factfulness, una optimista lectura sobre el estado del mundo. En él presentaba argumentos para levantar el pesimismo generalizado que nos hace ver la situación del mundo (y la humanidad que lo compone) cada vez peor. Recoge que demasiadas veces, tanto los expertos como los políticos o la gente común, opinamos a la ligera sobre cómo va la cosa mundial, sin apoyarnos en datos fiables; no apreciamos el progreso -en concreto la universalización de la vacunación infantil o la reducción global de la pobreza severa-, aunque sea lento.

En este blog solemos hacer hincapié en alertas sociales o ambientales; nos preocupan más la amenazas que las satisfacciones (se desvanecen pronto). Quizás escribimos así porque dudas y temores sobre el adecuado camino global dan vueltas una y otra vez en nuestra cabeza. Puede que en demasiadas ocasiones llamemos la atención sobre la poca finura y destreza a la hora de abordar medidas sociales, educativas o ambientales. Por eso, habrá que pedir disculpas por esta versión de denuncia que aquí prima. Digamos en mayúsculas: NO ESTAMOS TAN MAL, aunque más de uno pensamos que podríamos estar mejor. Referido a España, quizás ese estado de insatisfacción se debe a que nos faltan líderes, como apuntaba Manuel Vicent en El País del pasado día 18, y, por qué no decirlo, tampoco abundan los líderes éticos en el mundo. 

 

Salvar la Amazonía debería ser un empeño de todas las escuelas del mundo

Publicado el

image_pdfimage_print

ECOESCUELA ABIERTA de El Diario de la Educación

Nombrar Amazonas no es solo decir agua, es hablar de la Amazonía que comprende territorios de 9 países sudamericanos –unos 6,7 millones de km2, casi 12 veces la península Ibérica– y se identifica con la selva tropical por excelencia. Además de ser el hogar de casi el 10% de la biodiversidad conocida, entre otras unas 40.000 especies de plantas y 2.500 de peces fluviales, también de singulares invertebrados; seguro que guarda muchas especies desconocidas. Por otra parte, captura cientos de miles de millones de toneladas de óxido de carbono y libera parte de sus equivalentes de oxígeno. Es el gran pulmón del aire, de la vida global; la evapotranspiración de sus plantas es fundamental para la dinámica climática de todo el planeta. Es la casa de más de 30 millones de personas, además del refugio de más de 300 grupos indígenas –entre ellos los Yanomami y los Kayapó, nombrados en varios documentales por su oposición a las tropelías de los nuevos colonizadores de la selva–.

Los científicos aseguran que la Amazonía –la magnífica reserva de la biosfera– está en peligro. Interesaría plantear en la escuela un debate sobre a quién pertenece la Amazonía: a los gobiernos de los países que engloba, a los habitantes indígenas que viven dentro de ella o, por los beneficios que reporta, a todo el mundo, se podría decir que es un patrimonio global; por eso la Unesco la habrá nombrado Patrimonio Natural de la Humanidad. Esta figura de protección plantea una serie de beneficios pero a la vez conllevaría otros tantos compromisos o más para conservarla. Los periódicos de la zona se lo preguntan a menudo; para comprobarlo solamente hace falta realizar una búsqueda en internet. Si lo dejamos en manos de aquellos países, pueden hacer con ella lo que quieran; incluso talarla del todo, lo cual deja a la intemperie a sus habitantes y maltrechos a los pueblos indígenas. Nosotros lo notaremos enseguida: el clima y nuestras vidas cambiarán mucho. Si pensamos que es propiedad colectiva habremos de implicarnos en su protección. ¿Cómo podemos hacerlo desde la escuela?

“¡Desplastifiquémonos!”, aprovechando la alerta de la Unión Europea

Publicado el

image_pdfimage_print

Parece que esta vez va en serio. El Parlamento Europeo ha iniciado una batalla contra una serie de plásticos que, aunque temporalmente sean útiles, dañan la vida futura. El desastre ambiental, económico y de cultura colectiva que supone el “usar y tirar” debe acabarse ya. En este asunto fallan estrepitosamente los modelos de producción y consumo. En la primera lista aparecen plásticos que suponen el 86 % de los de usar y tirar. Anoten: cubiertos, platos, pajitas para sorber, bastoncillos de algodón, recipientes de comida rápida, vasos, botellas de bebida, y unos cuantos más que usted y yo utilizamos cada día. Pero podemos vivir sin ellos; hay alternativas. Primero usar cada vez menos, después sustituirlos por otros. Reflexione sobre lo que cuenta el vídeo de Euronews. Coméntelo con su familia, en el trabajo, a las amistades.¡Hagan algo, por favor!

Objetivos de Desarrollo Sostenible: mucho margen de mejora en poco tiempo

Publicado el

image_pdfimage_print

A pocos se les escapa que España va a incumplir los ODS, pero parece que no pasa nada. Bueno no, se celebran reuniones para presentar dónde estamos en 2018; imaginamos que para coger carrerilla y empezar a cambiar el andamiaje social y ecológico. Es más, España acaba de crear un Alto Comisionado para la Agenda 2030. Los que somos ignorantes y queremos participar en lograr los objetivos necesitamos más información y algo o alguien que nos impulse. Ya hemos visitado REDS para estar al tanto del asunto, lo recomendamos. También nos hemos enterado de los temas en los que España retrocede y obtiene notas muy bajas: pobreza, obesidad, empleo juvenil y desigualdad. Seguro que ahora le suena un poco el asunto. Si después de haber leído esto todavía tiene dudas, de no ser que dispusiese de información anterior y ganas de participar, puede leer lo que dicen los expertos que hay que hacer para activar los compromisos. ¡Ánimo!

El medioambiente todavía camina a trompicones por las aulas, merece una mayor atención. Ahí va un pequeño empujón

Publicado el

image_pdfimage_print

Empeñados en rescatar lo difícil, nos ha dado por interpretar la relación entre medioambiente y educación, ¿quién sabe si existe o es una quimera de gente rara? Pero parece que sí, que hay bastantes personas que al menos la nombra. En la educación formal debería estar omnipresente en forma de pequeños o grandes proyectos, dentro del debate escolar, como escenario para el desarrollo del pensamiento crítico, llevando a cabo una gestión ambiental de los espacios, etc., para ver en él sus vertientes social y natural, para entender si circula por la vida o es en realidad nuestra vida. Animar al profesorado y al alumnado a acogerlo en sus clases es el propósito del librito Medioambiente y educación, que nos hemos atrevido a escribir. Va dedicado a la enseñanza obligatoria, pero como es sencillo y reducido de páginas no le sentará mal a nadie que le eche un vistazo. Si quiere saber algo más de él y dónde adquirirlo visite la página de la editorial Octaedro; allí encontrará el índice y se podrá descargar en pdf el prólogo. Pruébelo y díganos qué le parece. Si le gusta, anime a la gente a que lo compre y lo pase a otras personas, sean o no enseñantes. También puede servir para esas escuelas amigas del otro lado del Atlántico. Un pequeño empujón sobre el medioambiente siempre le viene bien a la educación y, en consecuencia, a la cultura social .

Utopía educativa; siempre encontraremos algo valioso en el camino

Publicado el

image_pdfimage_print

Ambas palabras son grandiosas y complejas. Pronunciar la palabra primera en una conversación es como ver caer una losa; lo más probable es que surja un silencio atronador, acompañado de bastantes miradas o muecas escépticas, incluso que se escuche algún razonamiento inhabilitador. Si la acompañamos de educativa se nos tachará de ilusos. Más de uno dirá que casan mal ambas palabras, por más que en cierta forma siempre hayan ido de la mano; ¿qué es si no educar a alguien en algo que no conoce, ni se está seguro si lo sabrá después, ni siquiera si le sirve para algo? Para mucha gente, docentes o no, la escuela es simplemente un engranaje entre enseñar y aprender. Pero la escuela es imperfecta y no evita la posibilidad de fracaso. Sin embargo, tras un empeño renovador siempre podrán extraer algo. habrá que conseguir que el profesorado acepte que la anómala realidad también puede ser un acicate para levantar el pesimismo que reina en algunos centros educativos. Lo peor es perder la esperanza de ayudar al conjunto, a personas o colectivos desfavorecidos. Piensen en algo que parece utópico en su escuela, busquen complicidades sobre el asunto, inténtelo y sientan si se han acercado. Quizás ya lo hayan hecho y así están reactivando el sentido crítico de la utopía educativa y rehabilitando el papel emancipador que la educación debería tener, dando recorrido a esos sueños que surgieron tras pensar en un mundo menos desigual. Aunque la práctica pueda ser pesimista, la voluntad ha de ser optimista. ¿Qué todavía tienen dudas? Visiten utopías educativas y disfruten.

  • Una parte de este chispazo nació como artículo en El Escolar, de Heraldo de Aragón (7/8/2018)

La pobreza se enmaraña en la sociedad rica, que ha perdido el hilo de la moralidad

Publicado el

image_pdfimage_print

Solamente así se explica que en España, año 2018, un reciente informe de la Fundación La Caixa “Bienestar económico y material” asegure que la vulnerabilidad económica afecta a un 32,6% de la población española; y un 8,8% sufre pobreza monetaria y material; de hecho, “en más de uno de cada cinco ciudadanos, la renta disponible del hogar está por debajo del umbral de riesgo de pobreza”, que el 14,5 % de los españoles lleva tres años en situación de penuria y muchas más graves desigualdades. No se pierdan estos artículos de eldiario.es o de La Vanguardia. Entresaquen lo relevante para comentarlo en familia o en el trabajo. ¿Es esta la sociedad que queremos? Atentos a qué dicen o prometen los partidos políticos sobre el grave asunto en las próximas campañas electorales. Escuchen bien si se comprometen a ponerse de acuerdo con los adversarios para reducir esta lacra.

Pensar con Sandel para empezar a debatir sobre los dilemas morales actuales

Publicado el

image_pdfimage_print

Cada cierto tiempo, últimamente casi todos los días, algunos ciudadanos nos preguntamos si la justicia universal no debería estar orientada al bien común; si, en cierta manera, los gobiernos no deberían intervenir para evitar las tropelías de la economía de mercado y luchar para evitar las desigualdades sociales. Michael J. Sandel, el filósofo norteamericano que acaba de ser reconocido en Asturias por su aportación a las Ciencias Sociales, es considerado como un representante de la teoría comunitarista, esa que es contraria a las posturas individualistas y liberales que tanto condicionan la vida colectiva todo en el mundo, y por lo tanto que defiende que los votantes también son algo responsables de lo que los gobiernos hacen bien o mal. El profesor de Harvard, a cuyas clases no pueden asistir centenares de estudiantes que lo desearían, es un pensador de masas. Haríamos bien en leer algo de lo que ha escrito y debatir con quienes nos rodean. Si lo prefieren, escuchen lo que dice en esta entrevista.