La basura electrónica es como una red que atrapa todo, incluido el pensamiento

Publicado el

Apunten una fecha: el 1 de enero de 2017. Desde entonces se han generado más de 6,4 millones de toneladas de productos electrónicos, de acuerdo con The World Counts, un sitio web que mantiene una cuenta en vivo de residuos electrónicos globales. Allí puede conocer al segundo los millones de toneladas que generamos. Después siga el viaje que lleva a cabo los residuos en un infograma de El País. A continuación, infórmese si se está haciendo un correcto tratamiento de los residuos electrónicos, de esos desechos que en realidad valen millones. Por si no lo sabía, la basura electrónica también acapara tragedias. No sabemos que recorrido llevará ese proyecto del Instituto Rice y del Instituto Indio de Ciencias de pulverizar los residuos electrónicos; habrá que seguirlo. Sepa que en España la chatarra electrónica crece tres veces más rápido que la basura urbana. Hay algo más: nuestro país lidera el fraude del reciclaje de la basura electrónica.

image_pdf

La sumisión de las masas, alejadas del pensamiento crítico. Todos juntos, no importa para qué

Publicado el

A algunos nos resulta difícil entender los comportamientos humanos, tan individualistas para muchas cosas y tan gregarios para otras. Pensamos que las masas -por todos los países de los que tenemos noticias- han perdido una buena parte de su sentido crítico y se dejan arrastrar por impulsos pocos meditados o quizás algunos estímulos les renueven su carácter gregario y otros no. Sea como fuere, no entendemos algunas pasiones. No escribimos más sobre este asunto porque seríamos incapaces de dar un soplo de inteligencia como los muchos que nos acerca Manuel Vicent en su artículo  Todo lleno del 9 de junio en El País. Léanlo despacio; piensen cada frase. Y sin embargo la vida sigue, más en verano que es tiempo de multitudes expansivas en la naturaleza o con otros motivos en donde prima sobre todo el espectáculo. Cuando el verano eche el cierre, las masas continuarán ejerciendo sus derechos sin lamentarse de no ponerles una pizca de espíritu crítico a sus masivos comportamientos ni a los que les acercan los medios de comunicación o las redes sociales. ¿Quién dijo que el hombre era un animal solitario?

image_pdf

Desarrollo sostenible ODS-2017: avanza en España zancadilleado; se repone en unas cosas y cae en medio ambiente y AOD

Publicado el

Para los optimistas hay que decir que España se sitúa en el puesto 25 (de 157) en el cumplimiento de los ODS debido a los avances en algunas cuestiones (nos va muy bien en salud, agua,et.), aunque también ha habido retrocesos. Para los críticos hay que señalar que ha perdido el único verde que el año pasado obtuvo en el ODS 5 (igualdad de género). Entre los ODS con peores resultados se encuentran la Ayuda Oficial al Desarrollo y varios relacionados con la conservación del medio ambiente, entre ellos los dedicados al mar y la biodiversidad, o a las emisiones de gases de efecto invernadero. Los retos para Europa son muy grandes en los ODS 12 (Producción y consumo responsable), 13 (Acción por el clima), 14 (Vida submarina) y 15 (Vida en los ecosistemas terrestres), pero también encontramos situaciones complejas en otros ODS (3, 8 y 9). Si de verdad quiere conocer de qué va el asunto, tiene una cuidada explicación a cargo del profesor de la Autónoma de Madrid Javier Benayas. Lea cómo han recogido el tema los diferentes medios de comunicación españoles. El Informe tiene carácter mundial, Fue presentado recientemente y es más completo que los anteriores pues incluye muchos más indicadores; atención a los indicadores con “efectos secundarios adversos”.

image_pdf

Venenos silenciosos, persistentes e incisivos; atrapados por los descuidados ciudadanos y por su medio ambiente

Publicado el

Circulan a nuestro alrededor potenciales enemigos asociados a nuestro estilo de vida. Por ser descuidados, o simplemente seres vivos, estamos expuestos a la acción tóxica, continuada y creciente, de compuestos químicos dañinos por sí solos y mucho más en combinación con otros. Dicen que el cáncer, la diabetes, la infertilidad, la resistencia de ciertas bacterias a los antibióticos, el parkinson y otras enfermedades se ven impulsados por el aumento y la permanencia de ciertos compuestos químicos, que por otra parte entraron en nuestra vida para hacerla más llevadera. 55 años después de “La primavera silenciosa” de Rachel Carson todavía seguimos despistados. Aquí van los más reconocidos, pero no son los únicos. Lo mejor es saber controlar el hogar con(sin) tóxicos porque fluyen por todos los lados. Son algo así como el peaje a nuestra vida, aunque podría ser más barato.

image_pdf

¿A qué espera para hacer su hogar energéticamente inteligente, ecológicamente responsable y de paso ahorrarse bastantes euros?

Publicado el

Su hogar es una hucha energética, ecológica y económica; pero hay que creerlo y proponerse llenarla. El IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) pone a nuestra disposición una serie de sencillos consejos para mejorar la eficiencia en nuestros hogares, y de paso ahorrar en el recibo de la luz que, por si no se había fijado, su precio no hace nada más que subir mes tras mes. En la misma página puede enterarse de cómo va el consumo de la energía en España, apuntarse al aula digital y otras muchas cosas que le ayudarán a adherirse a aquello que decía Albert Einstein: “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad “. No olvide que al reducir el consumo de energía mejora su carga personal al cambio climático.

image_pdf

Las lecciones de vida natural y social de H.D. Thoreau traen todavía hoy reflexiones críticas para debatir en compañía

Publicado el

Tal día como hoy comenzaba su vida (1817-1862), que suena casi contemporánea a pesar de haber transcurrido dos siglos. Durante ella dejó frases memorables que traían pensamientos útiles y profundos; hoy de plena actualidad. Ahí van unos cuantos articulados en forma de propuesta de vida en común: La vida ciudadana son millones de seres viviendo juntos en soledad, quizás porque no encuentran un Planeta saludable donde instalar su casa. Porque ningún ser humano querrá conscientemente matar a alguna criatura que mantiene su vida de la misma tierra que él. No olvidemos que hacen falta dos para decir la verdad; uno que hable y otro que escuche. Si no logras convencer al otro de lo malo que está haciendo, procura hacer entonces lo bueno. Muchas veces la gente cree sólo lo que ve. Adéntrate en los bosques si quieres vivir deliberadamente; enfrentar solo los hechos de la vida y ver si se puede aprender lo que ella puede enseñar. Hay momentos en que toda la ansiedad y el esfuerzo acumulados se sosiegan en la infinita indolencia y reposo de la naturaleza, acaso escuchando la vida salvaje. Ahí seguimos, con sus lecciones de vida, para sostener debates colectivos.

image_pdf

La población mundial evoluciona cada segundo, esperando colocarse en algún sitio. Compone un mapa vivo

Publicado el

Ahí estamos cada uno de nosotros, con nuestros logros y desventuras. Son nuestras pero también tienen algo que ver los demás, aunque vivan lejos y no los conozcamos. Empiece a saber más de ellos, pues cada uno/a es parte de un conjunto unitario, mal que nos pese algunas veces. Entre en Population.City. Allí conocerá que somos varios miles de millones la población en tiempo real (con nacimientos, fallecimientos e incrementos), separada por edad y sexo, cómo ha variado desde el año 1800 y las proyecciones que se han elaborado; puede elegir el continente y ver muchos más datos. Y satisfacer la posible curiosidad de saber cuántas personas habitaban la Tierra el día que Usted nació. Queda la duda de saber cómo nos administraremos de ahora en adelante si las previsiones de crecimiento se cumplen, porque solamente tenemos un planeta para compartir. A muchos nos pasa como a H.D. Thoreau, se van a cumplir 200 años de su nacimiento, que buscamos un Planeta tolerable donde colocar nuestra casa. ¿Quién sabe qué diría de lo que está sucediendo en su país, y en el mundo entero?

image_pdf

Llegó el verano. Los bosques tiemblan de miedo.

Publicado el

El misterio los enturbió desde que Perrault y los hermanos Grimm los llenaron de peligros, como si la masa boscosa –allá donde el sigilo se escribe con sombras y marañas– tuviese que ser inhóspita y solo albergase alimañas. Esa leyenda los acompañó siempre, Disney lo escenificó, y con el tiempo se hizo historia. Debió ser por eso que a lo largo de los siglos se cometieron toda serie de tropelías contra ellos: talas abusivas, incendios y cosas por el estilo. Los bosques han debido sentir el abandono en el que siguen en demasiados lugares, a pesar de que allá por 1873 se publicó Wood’stown. Alphonse Daudet habla en este cuento fantástico de una ciudad hecha por los hombres con madera robada a un bosque cercano. Un comienzo de verano, en represalia, el bosque-ciudad reverdece y recupera el espacio perdido, llevándose por delante todas las edificaciones. 

Los bosques españoles ganan terreno pero pierden calidad; no todo es de color verde esperanza. En realidad están desatendidos: poco más de una décima parte de ellos cuenta con planes de gestión. Incluso el 70 % de los bosques protegidos –muchos de los 27 encuadrados en la Red Natura 2000-, se encuentra en un estado de conservación inadecuado o, directamente, malo, con una salud muy mermada por la actividad humana y por la falta de cuidados a pesar de los enormes beneficios que generan. Llegó el verano y los bosques tiemblan de miedo. Más de un individuo ya tiene la mecha en la mano.

image_pdf

¿Ser o no ser refugiado?; una cuestión candente en la Europa apátrida, alentada por palabras como las del señor Zoido, que culpa a las ONG

Publicado el

Hay muchas europas en una sola: la de los que son por derecho, la de los que buscan alcanzar ese derecho y la de los que se lo niegan, como debe ser el señor Zoido su ministro de Interior culpa a las ONG de alentar la llegada de refugiados. Demoledor el “Informe 2017. Las personas refugiadas en España y Europa” de la CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado” publicado hace un mes. Mientras el Gobierno de España -a punto de borrar de su ideario la vergüenza social- mira para otro lado. Día a día la crisis humanitaria aumenta en Italia por la masiva llegada diaria de refugiados. Francia y Alemania le van a echar una mano, esperemos que no se únicamente para maquillar un poco las cifras que denuncia Lenius. Estos días se desarrolla la reunión bianual de la FAO para tratar de erradicar el hambre, una de las impulsoras de las migraciones masivas. Pero qué significa ser refugiado-a. Tratemos de imaginarnos que somos uno de ellos, un día tras otro, pasando minutos y horas amargas y con pocas esperanzas. Estas historias pueden servir de ejemplo.

image_pdf

Espoletas nucleares: las hay ideológicas, perezosas, negociantes; casi todas oscuras y con efectos perniciosos, inmediatos o retardados

Publicado el

La gente no habla de las nucleares; sea por desconocimiento de sus riesgos o porque las ha incorporado a sus vidas sin reparar qué son o cómo funcionan. Los periódicos sí que recogen que Garoña tiene raspaduras, aunque cuente con el aval de Consejo de Seguridad Nuclear para reabrir. Pero no nos fiemos: acumula bastantes riesgos potenciales, según expone el trabajo de la televisión vasca, que nos amplía las incógnitas que solamente conocemos de oídas. Se dice que el arco parlamentario está en contra de su reapertura. Uno se pregunta en su ignorancia nuclear si los asuntos de la energía forman parte de un estilo de vida. Se formula a sí mismo ¿Qué es y cómo puede afectarnos el uso de la energía nuclear?; si esa inquietud la podemos ampliar al resto de las energías y posicionarnos como ciudadanos de una vez por todas. No nos olvidemos de la energía “ahorrativa”. Por cierto, otros países han apostado por renovables 100 %; Alemania va a cerrar todas la nucleares y serán las eléctricas las que pagarán el apagón nuclear. ¿Se imaginan una cosa así en España? Aquí las previsiones sobre el futuro no aparecen en las políticas de los gobiernos; todavía está pendiente el almacén nuclear del que tanto se habló hace unos años. ¿Se acuerdan cuantas palabras gastamos en él? Lo solucionamos pagando decenas de miles de euros diarios para que nos guarden la basura nuclear en Francia. Las espoletas nucleares están ahí. Hay que desactivarlas con seguridad.

image_pdf

La máquina del tiempo en versión climática; ahora en riesgo de acelerones y colisiones múltiples

Publicado el

Insistimos por el asunto por su gravedad, y porque la gente tiende a olvidarse de las cosas en verano. Échenle un vistazo a esta Web de la NASA Global Climate Change. Pónganse al volante de la máquina del tiempo (en inglés y en español) para viajar al hielo marino, al mar oscilante y creciente en sus niveles, al dióxido de carbono o a la temperatura global (tremendo el dominio de los colores rojos que queman en los otros tres asuntos que antes hemos señalado). Piense lo que ve que hacen los demás y usted mismo para desacelerar la máquina, para evitar las colisiones presentes en olas de calor complicadas con sequías en unos sitios e inundaciones en otros. Mientras lo hace escuche lo que hablan y hacen los gobiernos. No se olvide del negacionista Trump y sus secuaces, de las empresas que se ríen del cambio climático. Un consejo respetuoso: Conviértase en activista en el futuro de sus hijos y nietos, que ya se hace presente. ¿A qué espera? ¿No siente como se acelera y revuelve el tiempo?

image_pdf

Profecía climática: incumplir París 2015 supondrá expulsar al exilio a 250 millones de personas

Publicado el

No lo pronostica cualquier ecologista exagerado sino Jean-Claude Juncker. Ya nos habían avisado hace un año el Internal Displacement Monitoring Centre ( IDMC) y el Norwegian Refugee Council en su excelente informe Global Estimates 2015 People displaced by disasterspero hace diez se pronosticaba que los desplazados podrían ser mil millones en 2050ya nos pareció entonces una barbaridad. No solo son impactantes las cifras actuales, que pueden llegar a confirmarse o no, sino la transgresión ética global que supone que muchos millones de personas se vean impelidas a abandonar sus territorios y someterse a todo tipo de incertidumbres. Los migrantes y desplazados por el calentamiento global son los parias entre los parias, porque los desastres ecológicos no son considerados episodios bélicos y no alcanzan las pocas protecciones que los otros “disfrutan”. No tienen dónde buscar asiloTambién ACNUR muestra su preocupación. No se pierdan el artículo de New York Times y el mapa de TravelRisk. Mientras tanto el mundo como entidad global calla, aquí en España el Gobierno no dice nada; tampoco los ciudadanos andamos muy espabilados y la misma UE no debe escuchar lo que dice su jefe.

image_pdf

Tiempo de vacaciones. Consejos nada escolares para disfrutar de la naturaleza veraniega

Publicado el

El verano nos ayuda a cerrar los libros de texto y muchas veces nos invita a vivir la naturaleza. Esta enseguida contraría lo que dicen los otros, aquello que nos tuvimos que aprender con esfuerzo. Las complejas clasificaciones de seres vivos -ejercicio científico para distinguirlas en forma de claves- no existen como tales aquí, todo está mezclado en un complejo muestrario de vida y cosas, sin más. Encontramos que salvo la salida y la puesta de sol, nada allí está regulado por nadie; lo contrario que en nuestra vida de los rígidos horarios, que en verano rompemos a conciencia, apartados los libros de texto. La vida natural está plena de libertades para todos seres, en realidad cada uno de estos está condicionado por los ritmos de los otros, que no son siempre los mismos. ¡Vaya!, nos aprendimos lo del equilibrio ecológico y es un engaño porque nada está quieto permanentemente. El morir o vivir de tal o cual especie -que hemos estudiado en clase y buscado en Internet sus causas- sucede allí sin más preámbulos; no se acostumbra a maldecir la negligencia de los individuos que no supieron adaptarse a los nuevos tiempos o climas. Las cosas son como son: cada una tiene sus consecuencias y ninguna surgirá o cambiará en vano, por más que a menudo no lo entendamos. ¡Ah, y no forman lecciones ni quieren darlas! En consecuencia, no es un lugar para visitar sino para vivirlo. 

 

image_pdf

La sostenibilidad en España es una quimérica necesidad con eco social limitado

Publicado el

Cuando vemos que se tambalean cuestiones básicas del medio ambiente, que tenemos encima la amenaza del cambio climático, que las sequías y olas de calor nos mantienen en vilo, que los ríos discurren en su radiografía, que la energía sigue tan fosilizada como siempre, que la contaminación avanza por tierra, mar y aire, etc., nos queda hacer caso a quienes nos demuestran que lo más coherente es pasar a la acción de inmediato. Lean el último Informe sobre la Sostenibilidad en España 2017: cambio de rumbo, tiempo de acción de la Fundación Alternativas, que fue presentado ayer. Cada día que perdemos reducimos una parte importante de la restitución. El Gobierno es uno de los principales deudores de la acción; no va con sus políticas mirar hacia el futuro. Cada persona de buen sentido debe pensar qué hizo la semana pasada por el conjunto medio ambiente/sociedad, aquello que se propone hacer a partir de hoy. Dejemos de hablar y pongámonos en marcha. No saldremos de la encrucijada haciendo lo mismo que nos ha conducido a la situación actual. Créanlo: se puede hacer mucho mejor sin que el esfuerzo nos debilite. El informe apuesta por la economía circular como contexto global de la acción. Adéntrense en esta experiencia y reclámenla a los políticos.

image_pdf

La sabiduría de los árboles está a nuestro alcance; solamente hace falta saber mirar y escuchar

Publicado el

Parte la tienen escrita en sus anillos, allí donde Schulman supo que “Matusalem” tenía dibujados 4.789 años. No tardó mucho en encontrar señales sobre la atmósfera de los tiempos pasados y remotos. Nos preguntamos qué nos querrán decir el ahuehuete de Santa María de Tule en la Oaxaca mexicana con sus 36 metros de perímetro y unos 11,50 de diámetro. Acaso no habrá presenciado escenas convulsas, habrá tenido noticia por las aves de otras lejanas y próximas. Su historia será diferente a la del olmo soriano que Antonio Machado admiró a pesar de su desgarbada figura. En tiempos se decía que el árbol del conocimiento del bien y del mal, aquel que Dios había colocado en el Edén y que pintó Lucas Cranach, originó el deambular humano. ¿Sería acaso un manzano? Sea como fuere ha dado para mucho; lo supo plasmar Pío Baroja en su “árbol de la ciencia”. Pero el árbol de la sabiduría tiene muchos formatos según las culturas: es un abedul para los pueblos europeos antiguos, el avellano podría ser el de los celtas, el baobab en África, el olivo por el mediterráneo, el bonsái oriental o aquel Elaeagnus angustifolia del Edén. Quizás el laurel griego (recuerdo de Dafne), que igual corona al poderoso que al sabio y poeta. Hay árboles singulares, otros centenarios, pero todos son sabios. Tanto que Herman Hesse decía que le habían dado siempre los sermones más profundos. Así los vio Mario Benedetti.

 

De árbol en árbol 

Los árboles/ ¿serán acaso solidarios?/ ¿digamos el castaño de los Campos Elíseos/ con el quebracho de Entre  Ríos/ o los olivos de Jaén/ con los sauces de Tacuarembó?

¿Le avisará la encina de Westfalia/ al flaco alerce de Tirol/ que administre mejor su trementina?

Y el caucho de Pará/ o el baobab en las márgenes del Cuanza/ ¿provocarán al fin la verde angustia/ de aquel ciprés de la Misión Dolores/ que cabeceaba en Frisco,  California?

¿Se sentirá el ombú en su Pampa de Rocío casi un hermano de la Ceiba antillana?

Los de este parque o aquella floresta/ ¿se dirán de copa a copa que el muérdago/ otrora tan sagrado entre los galos/ ahora es apenas un parásito/ con chupadores corticales?

¿Sabrán los cedros del Líbano/ y los caobos de Corinto/ que sus voraces enemigos/ no son la palma de Camagüey/ ni el eucalipto de Tasmania/ sino el hacha tenaz del leñador/ la sierra de las grandes madereras/ el rayo como látigo en la noche?

image_pdf