La tasa de reciclaje de los residuos domésticos falla en España, como muchos de los compromisos ambientales

Publicado el

El miércoles 15 pasado era el día indicado para pensar en el reciclaje. En 2008, la UE se había fijado el compromiso de reciclar en 2020 la mitad de todos los residuos domésticos. Observen los datos más actualizados, año 2015 y verán en qué parte del trayecto nos encontramos. Varios países avanzan bien en este cometido, incluso algunos como Alemania, Austria, Eslovenia, Bélgica o los Países Bajos ya lo superan. España recicla ahora menos que en 2008, según Eurostat. Tampoco se hace muy bien el asunto de la valorización de los desechos orgánicos (71 kg por habitante mientras Austria llega a 175). Claro que hay datos positivos pues en la producción de basuras no estamos mal (474 kg/hab/año frente a los 789 de los daneses). Para consolarnos podemos compararnos con los franceses, que tampoco lo hacen muy bien

image_pdf

La desidia energética es una fuente de estupidez renovable

Publicado el

El desamor del Gobierno de España por las energías renovables se mezcla con la desidia generalizada de ellos mismos y del resto de los implicados en descarbonizar nuestra vida. Cómo entender si no que la proporción de electricidad procedente de energías limpias siga cayendo. Si en 2014 la electricidad generada con energías limpias supuso casi el 43 %, en este año apenas llegaremos al 35 %, y no solo ha sido debido a la falta de generación hidroeléctrica por la escasez de precipitaciones. Si así fuera, este sería un argumento de peso para darle la vuelta rápidamente al hecho de que desde 2013 no se ha invertido en nuevas instalaciones de energías renovables. ¡No pasa nada!, ya lo pagarán los usuarios con su bolsillo y con la salud. Por cierto, prepárense para pagar las multas que le van a caer al Estado por las chapuzas de los paneles fotovoltaicos y similares.

image_pdf

La elección de escuela se convierte muchas veces en un bucle ideológico, que siempre perjudica a los más desfavorecidos

Publicado el

Hace unos años se pensó que dar a los padres la posibilidad de que pudieran elegir escuela para sus hijos era un avance social, pues los centros educativos, en una estrategia de mercado, ofrecerían lo mejor para ser elegidos. Hemos leído en el Blog de la Educación Mundial que en buena parte de los países que se someten al estudio PISA se puede elegir escuela. Pero resulta que lo que puede ser interesante, conveniente, a nivel individual parece que no mejora el sistema en su conjunto. Es más, la elección de escuela  no funciona como debería; con frecuencia puede acrecentar las desigualdades y desmejorar la educación de calidad. El artículo que aquí se comenta dice que las familias sin información tienen menos posibilidades de elección, que a veces la composición del alumnado de la escuela determina la elección; en otras ocasiones las dotaciones de las escuelas atraen. En este caso las públicas suelen llevar la peor parte; observen la ilustración del artículo. Al final, la escuela segrega, es un bucle social que no está resuelto a pesar de que supuestamente las familias pueden elegir. Observen lo que dice también el artículo: “Los estudios han demostrado una y otra vez que la elección de la escuela beneficia a las familias más ricas, al tiempo que margina en mayor medida a los padres y escuelas desfavorecidos.” Miren a su lado y vean si sucede así. 

image_pdf

Sigue la escalada del clima extremo: el año 2017 lleva camino de ser todavía más caluroso que los anteriores

Publicado el

Ya cansa hablar siempre de lo mismo; da la impresión de que las palabras se queman al pronunciarlas o escribirlas. Habrá que pronunciar otras, no sabemos de qué calidad. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) denuncia que: el año 2017 va camino de ser uno de los tres años más cálidos, con registros de tiempo extremo sin precedentes. ¿Qué consecuencias tiene?: el calor acumulado en los océanos es más alto que nunca, el septiembre se ha superado la cifra del número de ciclones, el nivel del mar sigue aumentando, etc. Lean el Informe de la OMM referido a 2017 en donde se destaca el impacto sobre la seguridad humana, el bienestar y el medio ambiente. Los mandatarios mundiales siguen buscando remedio en Bonn, los ciudadanos se las arreglan como pueden, pero nos tememos que si la cosa sigue igual esto tiene mal arreglo.

 

image_pdf

El saber sirve para ser persona crítica y cultivada en un mundo incógnito, asediado por las élites presentes o escondidas

Publicado el

Era Maquiavelo quien decía que la humanidad se divide entre los que saben y los que no saben; se podría añadir que hay unos cuantos que conocen pero no quieren saber. Por eso, más de uno piensa que la batalla de la coherencia global está perdida. Porque quienes saben siempre tendrán una posición dominante. La cuestión trascendental es que haya cada vez más gente que sepa. Para que esto ocurra, nuestra calidad de vida y de lo que producimos, hacemos o construimos, depende, precisamente, de la calidad de nuestro pensamiento. En este asunto cuenta el corto y largo plazo, en forma de compromiso por ser y formar mejores ciudadanos. Llegados a este punto, nos preguntamos si la educación entra dentro del mundo de los saberes. La escuela parece que no, empeñada en construir individuos iguales elaborados rápidamente por profesionales cada vez más burócratas, poco bañados en el pensamiento. No será debido a que, como dice Nuccio Ordine, la cultura es peligrosa para la clase política.

image_pdf

Había por ahí perdidas gentes refugiadas o migrantes. No salen en las noticias ergo no existen

Publicado el

Da lo impresión de que nos hemos hecho insensibles al dolor y la desigualdad, da lo mismo la religión o el credo ideológico que nos motive. Inunda de pena leer un día tras otro las desgracias colectivas de gente que lo único que busca es una vida. Abrumados como estamos por los descalabros ideológicos y de otros tipos del asunto de Cataluña que nos sirven machaconamente los medios de comunicación, olvidamos que hay otro mundo, el de la vida cotidiana propia y la que soportan quienes menos posibilidades tienen. No se olviden de que las noticias están ahí, aunque escondidas. Hoy les recomendamos El Periódico, siempre atento a lo que sucede fuera de nuestras fronteras, el también constante El País, o el siempre crítico eldiario.es . Hagan una simple búsqueda en Internet con “refugiados El Roto” y comprobarán las múltiples estampas trágicas que tiene la vida. 

image_pdf

La malnutrición no perdona a ningún país; la humanidad no perdonará jamás a quienes pueden hacer mucho por evitarla

Publicado el

La primera parte del titular pertenece a Le Monde en su edición del 4 de noviembre. Dice el rotativo francés, copiamos casi textualmente, que por primera vez la humanidad se enfrenta a una brutal crisis de desnutrición. Según el Global Nutrition Report 2017, 140 países se enfrentan al menos a una de las formas principales de este desastre humanitario: un considerable retraso en el crecimiento en los niños (155 millones lo padecen), una extendida anemia en las mujeres en edad para procrear y un creciente sobrepeso de los adultos y niños (ya los son 2 de los 7 billones de personas); casi el 90 % de los ciudadanos objeto del estudio en esos 140 países están muy afectados por dos o tres de estos trastornos. Tanto hablar de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y estos hechos/datos van a impedir que se cumplan la mayor parte de ellos. ¿Quién domina el mundo para hacerlo tan injusto?; reflexión sugerida para cualquier tertulia con la familia y los amigos. Incluso valdría para una tertulia de esas que organizan la televisión o la radio. Queda por ver cómo respondería la audiencia, tanto tiempo aletargada por el consumo adulador. 

image_pdf

La obesidad es un síntoma/consecuencia de la malla consumista que rige el mundo

Publicado el

Excepto en los casos de disfunciones corporales no provocadas, la obesidad infantil muestra de qué forma las redes del consumo han atrapado al mundo globalizado. Los mensajes publicitarios de las compañías mercantiles han atrapado a gobernantes, que se dispersan en la vigilancia, y consumidores, que siguen los señuelos de los productos. Las madres y padres tienen una parte de responsabilidad en que el número de niños y niñas obesos se haya multiplicado por diez en cuatro décadas. Este tremendo problema, de incalculables riesgos para el futuro, afectan menos a quienes gozan de bienestar económico y cultural; de hecho va ligado a la desigualdad y la pobreza, que se sabe perjudican seriamente a la salud. En España, la bollería y otros “engañabobos” alimentarios atrapan a los padres desprevenidos, o despreocupados. Un consejo: no dejen de leer los resultados del proyecto de investigación Aladino y sean responsables; el futuro de sus hijas e hijos está en juego.

image_pdf

La ambición climática se demuestra con hechos; no sirve firmar muchos papeles o taparse oídos y narices

Publicado el

Ahí los tenemos reunidos otra de nuevo, esta vez en Bonn. La COP23, ¿A cuántas llegaremos antes de darnos cuenta del desaguisado climático que estamos provocando?, busca que todos países, gobiernos y ciudadanos ampliemos nuestro nivel de ambición. ¡Ahí es nada!, pero claro, siempre es bueno que nos lo recuerden. Escuchen estos mensajes a ver si les suenan: los huracanes, incendios e inundaciones de este año son solo las últimas advertencias devastadoras y el anticipo de lo que está por venir; cada vez hay más desastres climáticos que no respetan fronteras; debemos reducir urgentemente la emisión de gases de efecto invernadero, y así tendremos un futuro viable, más bien es el último que nos queda. Replique un simulacro de la conferencia en su casa y piensen entre toda la familia cómo llevan el asunto. Si se animan amplíen la charla a su centro de trabajo. ¡Suerte en el empeño!, pero recuerde que en las cuentas del cambio climático entramos todos, por activa y por pasiva.

image_pdf

El saber ocupa lugar y además, si se acumula y se utiliza para pensar, puede ser peligroso para las élites

Publicado el

Es ya un axioma universal que el poder nunca ha deseado gente cultivada en el pensamiento, porque es menos favorable a aceptar sin más las creencias; ya lo expresó hace muchos años Maquiavelo. A pesar de inventarse la educación reglada, el poder ya se preocupó de hacerla marcadamente anodina, reproductora, reiterativa, etc; tanto que incluso quien quiera aprender se hastíe de ella. Y aquí estamos hoy, aun cuando el poder se haya diversificado. Pero observamos que surgen otros latigazos contra el pensamiento crítico procedente de las llamadas redes sociales, que atrapan el tiempo y la atención de quienes, muchas veces instruidos y sobradamente formados, se columpian en las mallas de las creencias, aunque ni siquiera reconozcan los hilos. Pero cuidado, el saber no se adquiere a golpe de twit, aunque lo pretendan gentes del poder como presidentes o quienquiera que sea el personaje público que nos bombardea. Prueben a dejar de leer mensajes de redes durante un día y a dejar de escuchar los bombardeos de los medios de comunicación. Tendrán tiempo para pensar qué saben de tal o cual asunto. Haga caso a Emilio Lledó: escúchese a sí mismo, no se aburrirá.

image_pdf

Los conversos ambientales tienen pensamientos efímeros; incrédulos como son, acabarán por asfixiarnos a todos

Publicado el

En esto de la contaminación del aire hay gente despistada, que no llega a percibir que respirar se está convirtiendo en una aventura de alto riesgo. De vez en cuando, si es ciudadano-a deja su coche en casa. Otras veces, se hace cientos de kilómetros durante el fin de semana para respirar aire “puro”, como si lo almacenara en depósitos para pasar la semana; en el día a día no tiene problemas para sentarse en una terraza al lado de un vía atestada de tráfico. Si es autoridad, parchea su incredulidad con prohibiciones de circulación, durante poco tiempo y soportando las iras de los incrédulos ciudadanos que antes parecieron conversos. Pocos quieren reconocer que es el modelo de vida el responsable de nuestra mala salud ambiental y personal, que es urgente descarbonizar, y mucho, el transporte y más cosas. Hace casi dos años asistíamos a una pelea absurda en la capital del Reino sobre la prohibición de los vehículos diésel. Así pasan los días, y el mundo adormece sus pesares. ¿Hasta cuando?

image_pdf

Las preocupadas mentiras contaminantes acabarán haciéndonos irrespirable el aire; que es la vida

Publicado el

Nuevo récord histórico en la concentración en la atmósfera de dióxido de carbono (CO2). Lógico, pues esta concentración no ha parado de aumentar desde que se tienen registros,, a principios de los años sesenta de este gas de efecto invernadero. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) advierte de un “aumento peligroso de la temperatura global”. El año pasado se soportó una concentración atmosférica de 403,3 partes por millón (ppm). Mientras, aquí estamos la sociedad y los gobiernos quietos, ajenos a cómo será el infierno climático. Porque en la composición de aire ya hay fenómenos que lo varían, como puede ser “El Niño”, según avisa el GCP (Global Carbon Project). fenómenos que no podemos dominar pero hace falta ser lerdos para contaminarnos el aire nosotros mismos y de paso matarnos lentamente. Los buenos intentos firmados en París en 2015 son insuficientes; nos encontramos en una emergencia global. Por cierto, el Gobierno español no hace aquello a lo que se había comprometido, ¿Y usted? ¡Qué pensarán de nosotros nuestros nietos!

image_pdf

En la crisis ecosocial que nos sepulta hay que explorar la potencia creativa de la educación

Publicado el

Las nuevas generaciones deben recorrer caminos difusos en la búsqueda de su existir, con múltiples intersecciones. Los cambios sociales y ecológicos son ya irreversibles; para los jóvenes, es imprescindible enseñar/aprender a adaptarse a ellos. No sirven antiguos métodos para encontrar diferentes convivencias. Hay que reinventar la enseñanza, hasta ahora una amalgama de tradiciones y coerciones del sistema social. Solamente un extremo vital, el desafío del cambio climático, podría sostener la aventura. Pero hay más. Hay que reconectar a la infancia con la naturaleza, para que esta pierda su misión de museo; hay que revisar el concepto de frontera, tan ideologizada que aísla más que cualquier accidente geográfico. Porque para romperlas llegarán muchos migrantes ambientales y desplazados climáticos a convivir con nosotros, porque su acogida es de justicia social. Lean “La situación en el mundo 2017” del Worldwatch Institute y lleven el debate a sus aulas. Los colegios e institutos deben ser críticos, responsables y éticos; algunos ya han empezado. Es nuestra penúltima esperanza.

P.D.: Mientras esto ocurre, las sociedades occidentales se hacen cada vez más exclusivistas. Cada vez hay más voces que alertan de que se dirigen hacia el colapso.

image_pdf

La Agenda 2030 va despacio; acaba de crearse la Comisión que debe implementarla

Publicado el

Se sabe desde hace dos años que hay que implementar los ODS (Objetivos para el Desarrollo Sostenible), pero aquí esas cosas nunca corren prisa. Ahora se ha creado la comisión interministerial que debe impulsar nuestros deberes. No sabemos cómo van a hacer ese informe. Antes deben presentar su declaración de intenciones, en julio de 2018, en el Foro de la ONU. Unicef, Oxfam Intermón y WWF le han recordado al Gobierno, en su propuesta Agenda 2030: una oportunidad para las personas y el planeta, unas 60 metas y 95 indicadores que España debería abordar y medir en su informe, otras muchas ONG también le apremian. Estén atentos y desde su posición demanden la hoja de ruta que, con sus imperfecciones, es lo mejor que tenemos para mejorar un poco el futuro.

image_pdf

¿Y si fuera verdad lo que dice Antonio Guterres de que podemos hacer un mundo más justo?

Publicado el

Pensemos por un momento en el mensaje de Antonio Guterres, el Secretario General de la ONU. Miremos al mundo para imaginar lo que nos sobra y nos falta, en si tenemos tiempo o no. En qué países son muchos los que hacen y en los que no hacen casi nada, porque no pueden o quieren. Imaginemos un mundo más justo. No se pierdan el resto de las noticias que se incluyen en este sitio. Les servirán para entender que algo muy gordo, complejo, desgarrador, etc., está ocurriendo en muchas partes del mundo. Las noticias del mundo nos sumen cada día en la desesperanza, pueden mucho más que los intentos de mejora, pero alguna triunfa. ¿Se podrá hacer algo? Coméntelo un día en su casa, cualquier tema sirve para una reposada tertulia; la familia, el trabajo y la escuela son un buen escenario para el debate, para emprender caminos que nos saquen del tedio social. Después quizás venga alguna acción. ¡Suerte en el empeño!

image_pdf